Los fabricantes se sacuden el estereotipo techie

Empresas

Asus e Intel se suman a la Cibeles Fashion Week para demostrar que tecnología y moda no son incompatibles.

“Estoy deseando tener una fiesta para comprármelos todos”. A la salida del desfile de Elio Berhanyer una mujer de traje a rayas comentaba lo visto, lo muchísimo que le había gustado y cuánto le tardaba poder comprarse alguno de aquellos vestidos.

Última hora en el último día de Cibeles: de la kissing room salían camareros con copas de contenido rosado -posiblemente hacia al backstage- y los diferentes stands iban echando el cierre. Durante todo el día, se pudo probar chocolate Milka Tendres Moments, alisarse el pelo, probar lo último de L’Oréal y testar de primera mano los últimos ordenadores de Asus.

Porque una de las empresas participantes en el encuentro, colaboradora del evento, era Asus, que ya había participado en la edición de febrero de la pasarela. “Moda y tecnología no son  incompatibles”, explica Nolwenn Le Querré, marketing executive de Asus Ibérica. Asus trae sus nuevos modelos bonitos y verdes a la feria, al tiempo que abre las puertas a los bloggers de moda para que cubran desde equipos Asus y desde un espacio VIP y exclusivo para ellos la feria. “Diseño, moda, tecnología, es un todo conjunto”, comenta Le Querré, sobre los últimos productos de Asus, frase que bien se puede aplicar a la presencia del fabricante en la feria. 

“La tecnología se adapta también a las tendencias de moda”, apunta por su parte Beatriz Pérez, directora de marketing de Intel España y Portugal. En la presente edición de la Cibeles Fashion Week Asus no se ha instalado en el mundo de la moda sola. Intel se ha sumado al proyecto, convirtiéndose ella también en colaboradora de la feria y respaldando el espacio en el que Asus recibe a los bloggers.

“Hemos visto una oportunidad para demostrar nuestra faceta de innovación y de tecnología que no está reñida con la moda”, explica Pérez sobre las razones por las que se han unido a la idea de Asus. “Ya que compartíamos ideas comunes lo interesante era unirnos en este proyecto”. Además, explica, la presencia en la feria de moda puede inscribirse dentro de la última línea de comunicación de la compañía, la de Intel diseñando el futuro, que quiere hacer más visible lo que consiguen los productos de la firma. Muchas veces el peso del sello Intel pasa desapercibido para el gran público.

“Toda la tecnología que Intel diseña impacta en la vida diaria”, asegura Beatriz Pérez, “aunque sea una tecnología invisible tiene esa faceta mágica que nos hace la vida más sencilla”. “No es necesario ser tecnólogo”, reconoce, para apreciarlo.

Nuevos mercados

En febrero, desde Asus explicaban que la compañía había visto la diferencia: lo que buscaban las mujeres a la hora de comprar un portátil y como para ellas el diseño era importante. Hasta ahora, las mujeres como compradoras de tecnología estaban siendo eclipsadas por los hombres más fanáticos de lo tecno. Pero ya no: el diseño apunta. El último de los equipos presentados, el NX90, contó con la colaboración de un ingeniero de Bang&Olufsen para su desarrollo, dando ese toque de sonido de calidad y sobre todo estilo inherente a su trabajo.

Nolwenn Le Querré concuerda con esto y apunta que las mujeres consumidoras de tecnología buscan portátiles personalizados, bonitos, con cierto aire a accesorios.

El acercamiento al consumidor es por tanto diferente: nada de la avalancha de datos técnicos que se produce en las ferias puramente tecnológicas. Test para descubrir qué clase de portátil se necesita – tecno-chic, moderno o ecologista- o juegos para diseñar el bolso más adecuado para llevar el portátil son los nuevos reclamos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor