La influencia de las grandes TIC en los barrios de Vietnam [Galería]

Empresas

Hasta hace una década, el barrio de Kim Chung en Vietnam, era totalmente rural. Ahora gigantes como Panasonic y Canon lo ocupan.

Al contrario de lo que pueda parecer, teniendo en cuenta que hablamos de grandes fábricas, el parque industrial Thang Long situado en el barrio de Kim Chung, distrito de Dong Anh, en Hanoi, es un remanso de paz.

En el recinto se encuentra la fábrica en la que Canon produce impresoras y donde Panasonic realiza smartphones y telefonillos para los hogares; también está Toto Vietnam, Sumitomo, Mitshubishi o Parker, entre otros.

Estas fábricas llegaron hace 10 años a este barrio rural de Hanoi, situado a 20 kilómetros del centro de la ciudad, transformando totalmente la vida de los habitantes de toda la zona. Los residentes de la zona pasaron de vivir de sus tierras, puesto que su economía se basaba en la agricultura, a tener la oportunidad de acceder a puestos de trabajo pagados, a recibir inmigrantes en masa de otras regiones de Vietnam y a confrontar la realidad de la globalización.

El parque industrial está situado cerca de la siempre ruidosa y totalmente contaminada carretera que une el centro de Hanoi con el aeropuerto de Noi Bai y con otras ciudades del norte de Vietnam. En el parque industrial se respira silencio, hay zonas verdes, está limpio. Un contraste para un país donde tirar la basura al suelo es algo natural y común.

Hasta hace una década, el barrio de Kim Chung era totalmente rural.  Está situado a 20 kilómetros del centro de Hanoi, la capital de un país que aún está en la ladera del amplio crecimiento que se espera que llegue a tener. La ciudad de Hanoi se extiende en un largo perímetro, contando así con 10 distritos urbanos, los situados en el centro de la ciudad, y con 18 distritos rurales que es esa periferia que, realmente en muchas ocasiones alcanza aldeas que más parecen perdidas en alguna montaña que situadas a tan sólo unos kilómetros del centro de la capital de Vietnam. Si vemos otras ciudades asiáticas donde el cemento, los altísimos edificios y el asfalto se han comido casi toda esta vegetación, es difícil imaginar qué pasará con Hanoi en los próximos años.

Panasonic, en su fábrica situada en Kim Chung, Hanoi, promueve las 'eco ideas'.
Panasonic, en su fábrica situada en Kim Chung, Hanoi, promueve las ‘eco ideas’.

El profesor Dung Tran nació en el barrio de Kim Chung hace 32 años. Cuenta que hace unos años, antes de la llegada del parque industrial al distrito, la economía de Kim Chung se basaba en la agricultura, la ganadería o los trabajadores domésticos que ofrecían sus servicios en la capital para conseguir unos ingresos. Dice que, dependiendo del año y del clima, había veces en que las familias no conseguían cultivar suficientes alimentos para comer bien durante la temporada. Dice que, a menudo, y él lo vivió así de pequeño,  la única comida con la que contaban era con patata dulce, maíz o un tazón de arroz.

La familia de Dung Tran consiguió que él,  el más joven de la familia, fuera a la universidad. Sus hermanos comenzaron pronto a trabajar  en Hanoi y ahorraban para poder pagar sus estudios, siendo uno de los pocos privilegiados de todo el barrio. En Vietnam, al igual que en muchos países pobres, es normal que los miembros de la familia se ayuden de ese modo. Ahora Dung Tran vive con sus padres, su esposa e hijo pequeño, su hermano y los tres hijos de este bajo el mismo techo. Los ingresos se comparten entre todos.

Dice Dung Tran que, por un lado, el parque industrial que comenzó a construirse en el año 2000 y a funcionar en 2002, ha traído riqueza al barrio. Y es que, mientras que hace unos años, él era de los pocos que consiguió una formación, ahora hay muchos ciudadanos de Kim Chung que pueden acceder a la universidad o a la educación superior. Él mismo es ahora profesor en una de las escuelas superiores que se abrieron en el barrio con la llegada de fábricas como Canon y Panasonic y la mayoría de sus alumnos trabajan en las fábricas.

Muchas familias ya no pueden dedicarse a la agricultura, más que nada porque la llegada de las fábricas ha acabado con los campos. Ahora muchas familias se dedican a alquilar habitaciones a los jóvenes inmigrantes y muchos jóvenes del barrio también trabajan en las fábricas para pagarse sus estudios y poder encontrar un mejor trabajo en la ciudad en el futuro.

Así, dice el profesor Dung Tran que, “por supuesto, en términos económicos, las compañías,  han traído riqueza a Kim Chung y a Hanoi”. Así, los habitantes del barrio han podido ahorrar para incluso comprarse coches (en Vietnam, la mayor parte de la población utiliza motocicletas o autobús público como método de transporte, porque son más baratos) o construirse casas más grandes.

Pero el parque industrial ha llevado, como explica Dung Tran, a un cambio económico total, pasando de la economía de subsistencia a la economía de mercado. De vivir en un área rural a formar parte de un área industrial. Por este motivo, explica el profesor, el parque industrial tiene su lado negro: muchas personas han perdido sus tierras, no tenían otra elección que venderlas y no han conseguido encontrar un trabajo bueno con el que conseguir un salario, por lo que muchos de los habitantes de Kim Chung se han empobrecido.

A su vez, esto ha llevado a nuevas realidades sociales que antes no eran comunes en Kim Chung, como el robo por parte de personas que han quedado marginadas, el juego o el aumento de la prostitución como método de conseguir dinero por parte ciertas familias que se han quedado sin tierras e no han conseguido encontrar un trabajo.  Otros problemas son la sobrecarga de inmigrantes llegados en masa desde otras provincias al barrio, hace unos años rural, y el aumento considerable de los niveles de contaminación que “se han vuelto insostenibles”.

Por esto, explica el profesor, si el parque industrial cerrara ahora, muchos trabajadores quedarían desempleados. Tampoco llegaría la inversión extranjera y muchas familias no recuperarían sus campos industrializados por lo que no habría ni tierra ni trabajo. Por otro lado, si no hubiera llegado el parque industrial de Than Long, la economía crecería más lentamente, pero de un modo más sostenible.

10CloudCompartir

Image 1 of 10

Dropbox
El número uno de la lista, Dropbox, inició su andadura en 2007 como un proyecto conjunto de dos alumnos del MIT (siglas del Instituto Tecnológico de Massachusetts). Todo comenzó por su hartazgo de "enviarse archivos por correo electrónico a sí mismos para trabajar desde diferentes ordenadores". Siete años después, este servicio tiene una base de al menos 300 millones de usuarios. Los últimos 25 millones los consiguió en sólo siete semanas.

Más información sobre el día a día de los trabajadores, aquí

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor