Firefox ahonda en las posibilidades de la navegación privada

NavegadoresOpen SourceSoftwareWorkspace

En las próximas versiones estables de este navegador se irán mejorando las capacidades de control, seguridad y privacidad con medidas como el bloqueo de algunas partes de las páginas web que son capaces de recolectar información.

Con el lanzamiento de Firefox 40, la Fundación Mozilla ya lo dejó caer. En el futuro cabe esperar un refuerzo de las medidas de seguridad en su navegador.

De momento, este producto de carácter open source irá emitiendo alertas vinculadas a aquellos complementos que son desarrollados por terceros y que no cumplan con las nuevas políticas de certificación de la Fundación. Más adelante lo que hará Firefox es deshabilitarlos directamente, en caso de no superar el proceso de verificación.

Y es que a pesar de que este tipo de herramientas sirve para personalizar la experiencia web, lo cierto es que ya se ha comprobado que también puede ser aprovechado para instalar software no deseado o incluso para acabar difundiendo malware.

Más allá de esta acción, Mozilla también ha decidido optar por habilitar por defecto el proyecto Electrolysis en cuestión de multiprocesos y por ahondar en las posibilidades de la navegación privada. Esto es, de Private Browsing.

Todas estas decisiones ya son visibles en el modo prebeta. Y en cuestión de navegación privada se materializa con un centro de control unificado y mediante el bloqueo de ciertos elementos que componen las páginas web y que podrían acabar recolectando información a pesar de no notificárselo al internauta.

Dado que esto último puede implicar que ciertas partes de la web dejen de funcionar, los responsables de Firefox ya han indicado que será posible devolver la página a su forma inicial si así se desea.

Con el paso del tiempo está previsto ir implementando otras mejoras en Firefox para una mayor tranquilidad de sus usuarios, como el perfeccionamiento del control parental.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor