Flame y Stuxnet, dos amenazas un mismo origen

SeguridadVirus

Kaspersky Labs ha descubierto similitudes evidentes en el código de ambas piezas de malware, y cree que sus autores colaboraron en tareas de desarrollo hasta 2009.

Los investigadores de la compañía de seguridad Kaspersky Labs aseguran que algunas porciones de código del recientemente descubierto malware Flame son prácticamente idénticas a partes concretas del gusano Stuxnet. Aunque las técnicas y objetivos similares de ambas amenazas habían despertado la suspicacia de la comunidad internacional, no ha sido hasta ahora que se ha podido probar su vinculación.

¿Qué es lo que se sabe de momento? Que Stuxnet fue un virus desarrollado mano a mano entre los gobiernos de Estados Unidos e Israel para entorpecer el proyecto nuclear de Irán, y que Flame debe de ser fruto de una colaboración similar. De hecho, el malware ya ha comenzado a causar estragos en los sistemas informáticos del gobierno iraní.

Kaspersky Labs está convencido de que el operativo va más allá de una colaboración casual y que sus autores compartieron el código fuente. “En este tipo de operaciones, tu código fuente es tu máxima posesión… y aquí sido compartido”, comenta el científico Roel Schowenberg. Ya que habitualmente “uno no comparte su fuente de ingresos, se confirma nuestra creencia de que ambos proyectos fueron desarrollados en paralelo y puestos en marcha por las mismas entidades”, continúa.

Por ejemplo, uno de los módulos estudiados es utilizado para infectar de forma automática unidades USB extraíbles. Este componente fue clave para la expansión de las primeras versiones de Stuxnet y restos del mismo han sido rastreadas en Flame.

En base a éste y otros hallazgos, los expertos han llegado a la conclusión de que Flame nació antes que Stuxnet y después fue utilizado como plataforma base para este último. La colaboración entre los desarrolladores de uno y otro bando se habría roto en el año 2009, según cálculos de Kaspersky. Y es que mientras Stuxnet era el arma principal de una operación de sabotaje, su hermano mayor está especializado en el ciberespionaje y la adquisición de información.

“Lo más probable es que los desarrolladores no quisiesen mezclar las herramientas más tiempo del estrictamente necesario”, concluye Schowenberg.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor