La cuestión de la fragmentación que perjudica a la inteligencia artificial

Innovación

Recordar qué tareas pueden realizar los diferentes asistentes que existen a día de hoy resulta frustrante, según Strategy Analytics.

Aunque es una tendencia en pleno auge, hay un problema que podría acabar afectando a la inteligencia artificial: la cuestión de la fragmentación entre plataformas.

Strategy Analytics advierte de que esta fragmentación, que implica que las características de inteligencia artificial no son iguales para todos los sistemas y dispositivos, vuelve inconsistentes y poco convincentes las experiencias de los usuarios. “La fragmentación hace que los usuarios tengan que dedicar mucho tiempo a administrar diferentes dispositivos y perfiles”, explica Christopher Dodge, director asociado de Strategy Analytics.

“Los consumidores se sienten frustrados al intentar recordar qué tareas puede realizar un asistente telefónico, frente a un asistente en el hogar, frente a las capacidades de reconocimiento de voz en un automóvil”, añade Dodge.

En este sentido Strategy Analytics reflexiona que se pierden virtudes propias de la inteligencia artificial, como la agilidad, cuando se obliga a los usuarios a aprender varios lenguajes . “Todos” los sistemas “requieren un lenguaje de comandos diferente”, insisten desde la consultora, cuando lo ideal sería que se comunicasen sin importar la marca, dentro de un mismo ecosistema.

Una solución sería que la propia tecnología decida sobre la fuente más propicia para realizar cada tarea en vez de dar a elegir entre múltiples aplicaciones y gadgets.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor