Francia multa a Google por recabar información privada con Street View

ProyectosSector PúblicoSeguridad

La empresa de Mountain View deberá pagar 100.000 euros por las irregularidades cometidas a través de las redes Wi-Fi con su callejero virtual.

La Comisión Nacional de la Informática y las Libertades francesa (CNIL) ha anunciado que sancionará a Google con 100.000 euros por apropiarse indebidamente de contraseñas, nombres de usuario y otros datos de acceso de sus ciudadanos. Se trata de la primera multa por la actividad del callejero virtual de Google contra el que más de un país ha mostrado sus recelos.

La información en cuestión era captada por los coches de la compañía que recorren las calles para sacar fotografías de los edificios y que son utilizadas después en su servicio de mapas Street View. El rastreo de redes Wi-Fi desprotegidas se remonta al año 2007 y se prolonga hasta 2010, lo que ha permitido a Google enriquecer considerablemente su base de datos en materia de geolocalización.

    La multa a Google pone en cuestión su preocupación por garantizar la privacidad de los usuarios
La multa a Google pone en cuestión su preocupación por garantizar la privacidad de los usuarios

Desde Google se han disculpado, entonando el “mea culpa”, y han asegurado sentir profundamente lo que consideran un error desafortunado. También han garantizado que dejaron de recolectar esta información tan pronto se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo y que fueron ellos mismos los que informaron al gobierno galo “de forma inmediata”.

El CNIL, por su parte, critica la falta de colaboración y transparencia de la companía. Según el director del grupo de tecnología y privacidad, Yann Padova, Google no aportó, entre otras cosas, “el código fuente de todos los dispositivos en los coches”.

Más información en ITespresso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor