Fujitsu Eternus DX S4, almacenamiento gestionado para pymes

Datos y Almacenamiento
Fujitsu 42625_ETERNUS_DX_S4

La cuarta generación de los sistemas de almacenamiento Eternus DX S4 de Fujitsu multiplica los recursos de la anterior versión: doble capacidad de virtualización y de usuarios concurrentes, triple número de transacciones y hasta diez veces más de rendimiento. Y todo desde la gama más básica.

La nueva gama de almacenamiento híbrido presentada esta semana por Fujitsu es la cuarta generación de la familia Eternus, capaz de duplicar las capacidades de la serie S3, escalando hasta más de 3 TB de datos en un formato compacto de solo 4 U. Está compuesta por sistemas gestionados por capas, que permiten la automatización de las tareas propias: por ejemplo, discriminar la velocidad y priorizar el tipo de operaciones según su criticidad, optimizar el espacio de almacenamiento dejando en memoria los datos de mayor consumo y comprimiendo en la periferia el resto, seleccionar dónde se deben duplicar y dónde deduplicar.

Una característica que destaca Fujitsu es que este software de gestión es común a toda la familia, desde los dispositivos de entrada DX60 S4 a los más grandes, lo que facilita siempre la migración a equipos superiores manteniendo las mismas funcionalidades de clase empresarial; además, el software se entrega sin coste de licencias. Una manera de acercar funcionalidades de automatización hasta ahora reservadas a grandes inversiones, y hacerlas asequibles para el segmento pyme. En palabras de José Moreno Vieco, director de Desarrollo de Negocio de Almacenamiento de Fujitsu España, “se trata de romper el encadenamiento de las pymes en el tema del almacenamiento gestionado. Y respondiendo a los retos que marca el objetivo de cualquier negocio: poder dar servicio a crecimientos exponenciales, proteger el dato ante ataques masivos y accesos indeseados, y no gastar recursos donde no van a rendir, todo a un coste muy efectivo”.

Con unas especificaciones técnicas que anuncian 250.000 iops de rendimiento, hasta 12 Gbps de salida y menos de 0,5 ms de latencia, el más pequeño de ellos ofrece más de 10 TB útiles de almacenamiento, con un coste efectivo de menos de un euro el GB -en concreto 0,8€/GB-, lo que da un precio de partida de 13.000 euros, “similar al precio de un servidor”, dice Moreno Vieco. “La calidad de servicio empieza desde que se aprieta el botón hasta que llega el dato a la pantalla”.

Otro aspecto importante contemplado es el de la seguridad y la alta disponibilidad, prácticamente de seis nueves (99,999%), lo que equivale a un minuto de parada no programada al año. Incluso en estos equipos entry level, ya llevan incorporados todos los mecanismos de protección: backups, snapshots, clones, réplicas y encriptación.

El enfoque de venta de Fujitsu es 100% canal, con un claro alineamiento de recursos e infraestructuras para su más completa capacitación y propuestas novedosas de comercialización. “Esta gama no es elitista, puede llegar a todo el entramado empresarial. Por ejemplo, hay una solución preconfigurada de fábrica, completa e integrada, que viene en una caja con ruedas del tamaño de una cajonera, y que puede estar en funcionamiento en dos horas dando servicio a 2.000 puestos”, cuenta Moreno Vieco. “Cada vez más se buscan modelos que flexibilicen los servicios TI. Fujitsu propone incluso cabinas de pago por uso por MB consumido que dejamos instalada en casa del cliente”.

Modelos mixtos 

Las cifras de ventas de sistemas de almacenamiento en España han crecido un 37,80% de 2015 a 2016, cifrándose en 5.441 millones de euros, según IDC, pasando la cuota de all-flash del 13,17 al 20,56%. Sin embargo, pese a este crecimiento de siete puntos, y a que en el 63% de los encuestados declara que en su estrategia futura está integrar all-flash, la tecnología de los discos no desaparecerá pues son más aún, 74% de los encuestados, los que declaran que apuestan por sistemas híbridos: all-flash es excelente para alto rendimiento y latencias mínimas, pero la nueva familia Eternus DX de Fujitsu puede proveer capacidad ultrarápida como los all-flash pero más barato y flexible.

Las fronteras del centro de datos son cada vez más difuminadas, ya no están detrás de una puerta o un armario. Pero aún hay muchas razones de porqué es mejor tener un equipo en casa que en la nube. Por ejemplo, restricciones normativas si por ley debo retener cinco años los datos y encima que estén alojados en la Unión Europea; por su criticidad y por su seguridad; por funcionalidad si quiero una calidad de servicio superior en el tiempo de respuesta y la latencia. La alternativa IaaS de virtualización masiva sin duda tiene precios muy competitivos, frente a los 1,4€/GB que sale la versión all-flash de discos rápidos de Fujitsu, pero también otros costes ocultos como el de las comunicaciones o la seguridad.

“Hablamos del hybrid balance: todo tiene sentido, lo lógico no es tener que elegir cloud sí o cloud no, sino optar por un modelo híbrido: puedes tener la parte core in-house, y otro de respaldo tipo backup-as-a-service externalizado, incluso en varias nubes sean K5, Azure o AWS”, apunta Adriano Galano, director de Ventas de Fujitsu España. “Como en master chef, lo bueno es saber elegir los ingredientes de la receta, sin pasarse en sal o en azúcar”.

Fujitsu ETERNUS staff
Adriano Galano y José Moreno Vieco, en un momento de la presentación