Google deja en manos de los desarrolladores su Project Glass

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

El proyecto de Google ofrece unas grandes posibilidades, pero deben ser explotadas.

Uno de los momentos más aplaudidos y comentados del Google I/O fue la aparición en el estrado de Sergey Brin con un modelo de Project Glass, las gafas de realidad aumentada que tiene previsto lanzar al mercado su compañía. La presentación que realizó de este proyecto resultó espectacular y dejó boquiabiertos a los presentes.

No es la primera vez que el co-fundador de Google las luce, pero las novedades que adelantó en esta ocasión posibilitaron un análisis más en profundidad del producto. La compañía de Mountain View quiere que los usuarios disfruten de las posibilidades de comunicación que ofrecen los actuales smartphones con la libertad y la comodidad que ofrecen tener las manos libres.

Brin calificó esta experiencia de “realmente impresionante”, tras mostrar a un grupo de paracaidistas lanzándose con unas Project Glass puestas y ser capaz de transmitir en tiempo real.

En Google han puesto mucho énfasis en destacar la comodidad que ofrece este dispositivo, que incluso es capaz de acompañar a su propietario a la hora de hacer deporte, como refleja CNET.

Project Glass es un teléfono móvil inteligente con la forma de unas gafas. Dispone de micrófono y auricular para realizar una llamada, tiene touchpad lateral, puedes transmitir imágenes, navegar por internet, revisar el correo electrónico… y todo con el valor añadido de no tener que usar la mano para sujetar el dispositivo en la oreja.

Las posibilidades que ofrece son muy grandes, pero para aprovecharlas los desarrolladores deberán trabajar duro. Ellos son, precisamente, los primeros que podrán tener en sus manos estas gafas, ya que pueden acceder a una preserva previo pago de 1.500 dólares. La fecha del lanzamiento a la venta para el resto de mortales no fue precisada, así como tampoco su precio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor