Hitachi entona el ‘yo confieso’

Empresas

La firma reconoce haber pactado precios en el mercado LCD con sus competidoras y acepta la multa de la Justicia estadounidense.

Hitachi ha reconocido: sus precios no se han ajustado al libre juego de mercado en el segmento de las pantallas LCD sino a un acuerdo. La compañía entona su propio mea culpa y lava su conciencia aceptando la multa de la Justicia estadounidense.
La japonesa pagará 31 millones de dólares (24 millones de euros) al departamento de  Justicia de Estados Unidos, tras reconocer que había pactado los precios de sus pantallas planas durante las negociaciones que se celebraron en este segmento entre 2001 y 2004 para alzarse como proveedor de la compañía Dell. Esta firma buscaba equipamiento para sus equipos de sobremesa y sus portátiles.
“Este caso mandará un fuerte mensaje a las multinacionales operativas en Estados Unidos”, apunta a AP el asistente del fiscal general, Scott Hammond. Hitachi no es la única firma de este segmento que ha salido escaldada por prácticas poco limpias en el mercado de EEUU.
Por el momento, y según cálculos de la agencia de noticias, la Administración del país ya ha recaudado 600 millones de dólares (469 millones de euros) por estas prácticas ilícitas.
La entidad japonesa también levantó las sospechas y más tarde las iras de la Unión Europea: en 2007 tuvo que pagar una multa por prácticas ilícitas a finales de la década de los 90.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor