Intel lanza chips para “ultrabooks”… ¿y para el nuevo Macbook Air?

PCWorkspace
0 0 No hay comentarios

Core i7-2677M, Core i7-2637M y Core i5-2557M se basan en arquitectura “Sandy Bridge” y tecnología “TurboBoost”, y pretenden reducir el consumo de energía y mejorar las prestaciones de los equipos ultradelgados.

Intel ha añadido a su lista de precios tres nuevos procesadores de bajo voltaje, basados en arquitectura “Sandy Bridge” y diseñados para esa nueva categoría de ordenadores portátiles que el gigante de Santa Clara ha bautizado como “ultrabooks”.

Se trata de: Core i7-2677M, Core i7-2637M y Core i5-2557M, todos ellos de doble núcleo y potencia de diseño térmico (TDP) de 17 vatios, por lo que gastarán la mitad de energía que los chips Core estándar. Varían en velocidad (el primero es de 1,8 GHz y los otros dos, de 1,7 Ghz) y en el caché (4 MB los dos primeros y 3MB el restante).

Los precios de los nuevos chips van desde 250 hasta 315 dólares
Los precios de los nuevos chips van desde 250 hasta 317 dólares

Además, según informa DailyTech, presentan tecnología “TurboBoost”, similar a la “TurboCore” de las nuevas APU Fusion “Llano” de AMD, que aumenta la velocidad operativa en momentos de alto rendimiento y que ayuda a ahorrar en consumo.

Tanto CNET como MacRumors aventuran que el esperado MacBook Air de Apple integrará los nuevos procesadores de Intel en su estructura, mejorando las prestaciones de proceso. Lo que es seguro es que fabricantes como Asus, Lenovo, Acer y LG los utilicen en su futura gama de “ultrabooks”. Durante la feria Computex celebrada este año en Taiwán, el presidente de Asus, Jonney Shih, compartió escenario con el vicepresidente de Intel, Sean Maloney, para mostrar su UX21 de 11,6 pulgadas, que comenzará a comercializarse en otoño.

Maloney describió entonces los “ultrabooks” como dispositivos extremadamente finos y ligeros, con el mismo rendimiento que los portátiles tradicionales y ciertas características de tableta, incluyendo su mayor capacidad de respuesta y pantalla multitáctil.

Intel prevé que esta nueva categoría de ordenadores no supere los 0,8 centímetros de grosor y que su precio ronde los 1.000 dólares. Según sus cálculos, el 40% de los ordenadores portátiles que llegarán al mercado a finales de 2012 serán “ultrabooks”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor