Intel sufre la crisis de las memorias flash NAND

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

La compañía ha revisado a la baja su margen de beneficio operativo para el Q1, pasando del 56% estimado en enero al 54%, y sus acciones han caído un 3,3%.

La crisis que atraviesa el sector de las memorias flash NAND también afecta a los grandes, como se puede comprobar con la revisión a la baja de Intel de su margen de beneficio operativo para su primer trimestre fiscal de 2008, situándolo en el 54 por ciento cuando en el pasado mes de enero vaticinó un 56 por ciento. Tras el anuncio, las acciones de la compañía han caído un 3,3 por ciento.
Una medida que se debe al constante descenso de los precios de las memorias NAND más que a una disminución de las ventas de ordenadores con microprocesadores de Intel. Un negocio en el que la empresa norteamericana tiene un acuerdo de colaboración con Micron Technology pero en el que todas las compañías que compiten en él están sufriendo las consecuencias de la reducción de precios, algo muy favorable para el consumidor pero no tanto para los agentes empresariales.
“Están convirtiendo las memorias NAND en un mercado muy débil”, ha señalado el analista de American Technology Research, Doug Freedman, a Bloomberg.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor