Kodak se aferra al segmento de las impresoras

Empresas

La compañía cree que ahora dispone de suficiente efectivo para salir a flote.

Kodak ha atravesado momentos difíciles con la suspensión de dividendos y sus recortes en la plantilla, sin embargo, según señala su CEO, Antonio Pérez, la compañía fotográfica se encuentra en posición de generar suficiente efectivo para sobrevivir.

En una entrevista para The Wall Street Journal, Pérez afirma que hay señales de que la economía y los negocios están empezando a mejorar, aunque “el crecimiento no volverá hasta 2011”.

En su Q4 Kodak obtuvo un descenso de las ventas del 24%, que aumentaría hasta el 29% en su primer trimestre fiscal de 2009. La compañía estima que perderá cerca de 400 millones de dólares en las operaciones continuas a lo largo de este ejercicio. Asimismo, sus reservas de efectivo se redujeron un 39% hasta los 1.300 millones de dólares (934 millones de dólares).

Pese a estas cifras Pérez afirmó que su situación financiera se encuentra muy bien y que “si se recupera de sus negocios la empresa no tendrá ningún problema de liquidez”.

La nueva estrategia de Kodak se centraría en su negocio de las impresoras, un segmento en el que los clientes están realizando más compras de lo que se esperaba, sobre todo en el ámbito de los cartuchos, donde sus adquisiciones están doblando las de la media de la industria.

En esta línea, el fabricante dispone de dos nuevos productos que le podrían ayudar a crecer y a obtener números positivos nuevamente: una impresora de inyección de tinta de consumo y una impresora muy rápida especialmente diseñada para imprimir catálogos y artículos enfocados al marketing directo.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor