La CE muestra pruebas del abuso de posición dominante de Intel

Empresas

La Comisión Europea ha difundido una serie de documentos para defender su actuación que acabó con la imposición a Intel de la multa de 1.060 millones de dólares por abuso de posición dominante de mercado. Estas pruebas son la respuesta al recurso de Intel argumentando que la sanción era desproporcionada y que la Comisión no había demostrado que obstaculizara a la competencia.

Ya conocéis el caso. Intel fue condenado y recurrió la mayor multa antimonopolio de la historia argumentando que “la Comisión Europea malinterpretó algunas pruebas e ignoró otras”.

Posteriormente se ha conocido con más detalles el contenido del recurso y en los últimos días Intel ha vuelto a quejarse de una sanción “manifiestamente desproporcionada” y que la UE había “descartado o ignorado evidencia exculpatoria contundente”.

Acusaciones que han obligado a los responsables del organismo regulador antimonopolio de la Comisión a presentar mensajes de correos electrónicos y declaraciones de empresas afectadas que prueban a su juicio los motivos de la sanción.

Entre ellos documentos internos de clientes de Intel como Dell, Hewlett-Packard, NEC, Lenovo y Media Saturn Holding. En uno de los correos de Dell de febrero del 2003 la compañía dijo que las represalias de Intel “podrían ser severas y prolongadas con impacto sobre todas las líneas de negocios” por lo que Dell debía cambiar parte del procesamiento central de sus suministros de AMD.

Otro de HP, informó a la Comisión que Intel le había garantizado un crédito sujeto a un requerimiento no escrito “de que HP debería comprar a Intel al menos un 95 por ciento de su sistema de computadoras de escritorio para empresas” y un tercero de un ejecutivo de Lenovo que dice que el fabricante había logrado un “lucrativo acuerdo” con Intel según el cual Lenovo no introduciría productos de AMD en sus portátiles del 2007.

Pruebas que llevaron a la comisaria europea a calificar el caso como “extremadamente grave” acusando a Intel de ”dañar a millones de consumidores europeos buscando deliberadamente excluir a la competencia del mercado de los chips informáticos durante años”.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor