La ciberdelinciencia se dirige a nuevos sectores críticos de la economía

EmpresasSeguridad

Un informe de McAfee muestra que gobiernos y las industrias manufacturera y comercial son el nuevo blanco de los ataques.

Los servicios financieros han sido el punto de mira de los ciberataques más sofisticados en los últimos años. Sin ir más lejos, el pasado mes de noviembre el organismo de Seguridad Nacional de EEUU revelaba que las instituciones financieras más grandes del país sufren ataques continuos.

Entidades de la talla de PNC Bank, Wells Fargo, Bank of America, JPMorgan Chase, SunTrust Banks y Capital One fueron víctimas de amenazas DDoS (denegación de servicio) a lo largo del último año.

Pero los delincuentes cibernéticos parecen estar moviéndose a otros sectores críticos de la economía y lo hacen de forma compleja, incluyendo amenazas avanzadas persistentes (APT), según el estudio de McAfee Global Threat Intelligence correspondiente al cuarto trimestre de 2012 y llevado a cabo en 30 países.

El objetivo está puesto ahora, sobre todo, en empresas de fabricación, así como de importación y exportación a través del robo de datos por transferencias electrónicas.

“Estamos viendo ataques cambiantes con una variedad de destinos nuevos, desde fábricas, empresas, organismos gubernamentales y en las infraestructuras que las conectan entre sí. Esto marca un nuevo capítulo en la ciberseguridad, donde el atractivo que han generado las ganancias de los ataques a la industria financiera ha llevado a su reproducción en otros segmentos”, explica Vincent Weafer, vicepresidente senior de McAfee Labs.

La actividad hacktivista ha aumentado ligeramente en el último trimestre del año contra objetivos del sector público y privado en países como Israel, Siria, Reino Unido y EEUU.

El estudio de McAffe prevé que estas amenazas disminuirán a lo largo de 2013 pero que serán sustituidas por ataques promovidos  y ejecutados por agentes estatales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor