La computación a nivel atómico, más cerca

CloudDatacenterInnovaciónInvestigación y DesarrolloProveedor de ServiciosProyectos

Investigadores de IBM han dado un importante paso en materia de nanotecnología al conocer con más detalle cuanto tiempo permanece la información almacenada en un átomo.

Mientras la industria tecnológica sigue exprimiendo la Ley de Moore y los componentes electrónicos se fabrican con arquitecturas cada vez más diminutas, la marcha sigue inevitable hacia un objetivo que podría ser definitivo, la computación a nivel atómico.

En IBM parece que lo tienen muy claro, y han apostado por esta investigación nanotecnológica desde hace años. Sin embargo, ahora parece que han dado un importante paso a nivel atómico, ya que, según un artículo publicado en la revista Science, los investigadores del Gigante Azul han conseguido cuantificar el tiempo que un átomo es capaz de mantener almacenada la información.

La nueva técnica utilizada con los Microscopios STM permite estudiar el comportamiento de los átomos a nivel de nanosegundos
La nueva técnica utilizada con los Microscopios STM permite estudiar el comportamiento de los átomos a nivel de nanosegundos

Lo han conseguido gracias al uso de un Microscopio STM (Scanning Tunneling Microscope, Microscopio de Efecto Tunel), una suerte de videocámara ultra-rápida con la que los investigadores son capaces de estudiar el comportamiento de los átomos a velocidades un millón de veces superiores que hasta ahora. Serán capaces, por ejemplo, de cambiar el comportamiento de los átomos para conseguir los resultados deseados.

De esta forma, es posible añadir en los complejos cálculos de sus experimentos la variable Tiempo como una nueva dimensión. La consecución de sus objetivos podría tener un importante impacto en áreas como las células solares, computación cuántica o capacidades de almacenamiento de datos a nanoescala.

Durante dos décadas, IBM ha estado utilizando estos microscopios STM. Con la nueva técnica utilizada, los investigadores son capaces de estudiar ese comportamiento atómico a nivel de nanosegundos, en vez de milisegundos. Para hacernos una idea, la diferencia entre un nanosegundo y un segundo es equivalente a la diferencia entre un segundo y 30 años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor