La conexión directa, privada y económica a múltiples nubes públicas como palanca para el modelo híbrido

CloudDatacenterGestión Cloud

Robert Assink, director general de Interxion España, nos habla en esta tribuna del éxito en la adopción de modelos de cloud híbrida, que pasa por establecer conexiones privadas, directas y económicas con las principales plataformas de nube pública.

Hoy por hoy, las cargas IT, es decir, los datos, se mueven entre nubes. Que lo hagan de una forma segura y, además, a costes reducidos es el valor que aportan los centros de datos especializados junto con los propios proveedores cloud como AWS o Microsoft Azure.

Cuando en 2010 los grandes proveedores de cloud pública llegaron a Europa, las empresas utilizaban internet para subir sus cargas IT a AWS o Azure. La conexión a través de internet conlleva problemas de seguridad y latencia por la cantidad de “saltos” que los datos dan hasta llegar a su destino. Por ello, los proveedores de telecomunicaciones comenzaron a ofrecer servicios de MPLS o WAN, reduciendo la latencia y mejorando la seguridad. Pero estos servicios resultan caros y de difícil acceso para muchas empresas.

Por ello, los centros de datos especializados e hiperconectados están ofreciendo conexiones privadas y directas a la nube. Una conexión directa evita retardos y permite disponer de conectividad escalable sin necesidad de agregar conexiones físicas o esperar la entrega de servicios dedicados como conexiones punto a punto.

Esta nueva forma de conexión, que proporciona conectividad VLAN segura y de alto rendimiento a múltiples clouds, se denomina Cloud Connect. Está especialmente indicada para aquellas compañías que al migrar sus cargas al cloud han de minimizar la latencia, garantizar el rendimiento de las aplicaciones y tener un control de costes.

Las ventajas para los proveedores de servicios gestionados se resumen en:

  • Ampliación de su oferta diferenciando su solución del resto de la competencia
  • Conexión única para múltiples clientes a múltiples cloud
  • Coste económico y nivel de servicio del 99,999%. 

Para las corporaciones, la principal ventaja es la capacidad de crear y gestionar su nube híbrida en una plataforma independiente y adaptada para el futuro. Pero además, pueden:

  • Reducir sus costes de red hasta un 50% al evitar los cargos por tráfico de datos
  • Simplificar su migración a la nube
  • Asegurarse de que los datos se conectan directamente a las nubes que elijan.

En cuanto a nivel técnico, el hardware que soporta esta plataforma es similar al de los proveedores de telecomunicaciones y ofrece una arquitectura 99,999% tolerante a fallos. El hardware se instala y mantiene en una zona de seguridad y es monitorizado 24×7, los 365 días del año.

La sencillez de este servicio, junto con las amplias posibilidades que ofrecen las cloud públicas beneficia a las compañías en las que “estar conectado” en este mundo digital es clave.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor