La infraestructura para la empresa cognitiva

Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoInnovación

Por Gabriel Mateos, Director de IBM Systems Hardware para España, Portugal, Grecia e Israel.

Durante muchos años, el tema de inteligencia artificial ha sido tema de numerosas novelas y películas de ciencia ficción, drama, comedia e incluso de historias de amistad. Hoy en día la inteligencia artificial tiene un significado muy diferente y está presente en todos los dispositivos que nos rodean. Ya lo denominemos inteligencia artificial, aprendizaje de máquinas o sistemas cognitivos, muchos son los líderes de negocio que están viendo en ello una oportunidad y la están empezando a aprovechar.

En la actualidad los consumidores estamos utilizando aplicaciones cognitivas en todos los ámbitos: en nuestros coches, en teléfonos móviles, con nuestros médicos, bancos, colegios, etc. Todo ello está generando 2,5 quintillones de bytes de datos cada día. Y gracias a infraestructuras tecnológicas diseñadas para cargas de trabajo cognitivas, que pueden comprender, razonar y aprender de todos estos datos, las empresas de todos los sectores están transformándose y obteniendo importantes ventajas competitivas.

Es importante tener en cuenta que esa “ciencia ficción” hecha realidad de la computación cognitiva no puede ocurrir sin contar con sistemas sobre los que puedan funcionar las APIs, el software y los servicios. Se trata de otro concepto de infraestructura tecnológica:

  • Diseñada para la empresa cognitiva. La intensidad y el ritmo de innovación alcanza la velocidad de la luz. Una idea surgida por la mañana puede revolucionar toda una industria por la tarde.  Una infraestructura tecnológica diseñada para el negocio cognitivo es super rápida. Puede dar significado a datos desestructurados en milisegundos. Y debe ser una infraestructura construida en servidores con analítica transaccional, almacenamiento flash o aceleradores de hardware. Así es como las empresas pueden actuar a la velocidad del pensamiento.
  • Los CIOs están aprovechándose de la innovación colaborativa para impulsar su inteligencia organizativa y acelerar los avances tecnológicos. Con la continua evolución de la tecnología, contar con una arquitectura abierta y comprometerse con un ecosistema abierto permite estar en constante movimiento y poder seguir siendo competitivos.
  • La infraestructura debe ofrecer esa capacidad cognitiva a través de una plataforma de nube híbrida. En la actualidad, las empresas disruptivas son las que sacan el máximo partido de los datos y de cloud.  Las empresas necesitan contar con la infraestructura de TI idónea, adecuada a sus requerimientos económicos y de innovación para ser diferenciadores.

Los líderes tecnológicos que están al día, entienden que los servidores y el almacenamiento han dejado de ser objetos inanimados; con las capacidades y experiencia adecuadas, estas tecnologías están disponibles para comprender, razonar y aprender. Aquellos que invierten en infraestructuras tecnológicas para cargas de trabajo cognitivas están invirtiendo en el futuro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor