La madurez de Amazon AWS

CloudIaaS

Hace siete años nacían los Servicios Web de Amazon, basados en su propia experiencia de gestión interna para su tienda online. Hoy, AWS está considerado como líder de las plataformas cloud bajo la modalidad de Infraestructura como Servicio.

** Especial desde Barcelona

amazon aws summit

Amazon Web Services (AWS) nació en 2006 como un sencillo servicio de almacenamiento en la nube pensado para desarrolladores de software. Siete años después, cuenta con cientos de miles de clientes a nivel mundial y está considerado como uno de los principales valedores de lo que hoy conocemos como cloud computing en la modalidad pública e híbrida.

Durante este tiempo, el servicio de almacenamiento (denominado Amazon S3) ha ido creciendo y expandiéndose a otras áreas como la computación, las bases de datos, la gestión de aplicaciones, el despliegue de nuevos recursos virtualizados… así hasta 30 servicios distintos que han facilitado a sus clientes centrarse en sus negocios y olvidarse de la gestión de la infraestructura de TI para dejarla en manos de “expertos en la materia”, tal y como se definen los responsables de Amazon AWS a sí mismos.

El éxito de este conjunto de iniciativas cloud, que se pueden encuadrar dentro de la modalidad de Infraestructura como Servicio, ha sido admitido incluso por Gartner, que sitúa a AWS como líder indiscutible dentro de su particular cuadrante mágico: “cuenta con más de 5 veces la capacidad de computación de la suma total de los otros 14 proveedores analizados”, declara la consultora. Para hacernos una idea de su magnitud, en ese nutrido grupo de competidores se incluyen compañías de la talla de Microsoft (Azure), IBM, Fujitsu, HP, Verizon Terremark, Rackspace, CSC o Tier 3, entre otros.

El secreto de Amazon AWS radica en la completa transformación del modelo tradicional que supone para las empresas. Es capaz de cubrir necesidades de cómputo en cuestión de minutos en vez de tener que esperar días o meses para que una infraestructura recién adquirida esté a punto. Los clientes pueden contratar 100 servidores para un determinado pico computacional –ya sea en producción o en desarrollo- y deshacerse de esos recursos una vez que ya no los necesiten. Lo mejor de todo es que únicamente pagarán por el tiempo que hayan estado utilizándose, por lo que el ahorro de costes puede llegar a ser en la mayoría de ocasiones vertiginoso. Por si fuera poco, los clientes no tienen que preocuparse de la administración de los sistemas, ya que para eso están los profesionales contratados por Amazon en sus centros de datos.

A ello se le une el crecimiento exponencial de la información que generan las empresas, que en muchos casos termina desbordando a sus propios sistemas de TI.

amazon aws summit 02
AWS Summit 2013, un tour internacional que ha congregado a más de 40.000 profesionales

Durante el pasado congreso Amazon AWS Summit 2013, celebrado en Barcelona y al que tuvimos la oportunidad asistir, la compañía ponía el ejemplo de Samsung, que en dos años utilizando sus servicios ha sido capaz de ahorrar la friolera de 34 millones de dólares. Eso es verdaderamente una economía de escala, gastando exactamente lo que se consume sin necesidad de mantener costosas infraestructuras, que en la mayoría de casos no terminan de rentabilizarse nunca.

Otro de los detalles con los que ha jugado Amazon para llegar a liderar el mercado de la Infraestructura como Servicio es que esa computación masiva le ha permitido ir rebajando sus precios para ser más competitivos. Cuantos más clientes tiene utilizando alguno de sus servicios, más se reducen los costes.

Algunos de sus clientes no dudan en alabar las bondades de Amazon AWS: News Limited, aseguraba que habían reducido el tiempo de despliegue de aplicaciones de dos meses  a tres días. BandPage, había sido capaz de duplicar la capacidad de los servidores en tan sólo 20 segundos…

Para todos los públicos

Otra de las particularidades de Amazon AWS es que cualquier tipo de compañía puede tener acceso a los servicios prestados. Carlos Conde, Sr. Manager Solutions Architecture de Amazon AWS, nos explicaba durante el encuentro en Barcelona que se trata de soluciones ideales para startups y pequeñas compañías que no tienen los recursos necesarios para hacer frente a una inversión en TI elevada. “Inicialmente contratan lo mínimo para ir creciendo en capacidad a medida que lo necesiten. Es algo  a lo que pueden hacer frente económicamente”.

Otro de los perfiles de empresa que está adoptando la Infraestructura como Servicio de Amazon AWS es el de compañías desarrolladoras de software: “utilizan nuestros servidores y nuestros sistemas de almacenamiento para testar y probar sus aplicaciones. Una vez finalizado este proceso, tienen a su vez dos opciones, llevar a producción su software en nuestra infraestructura -lo que no supone  ningún esfuerzo en materia de migración- o bien utilizar su propia infraestructura o la de terceros, dejando de utilizar la nuestra sin ningún gasto adicional”.

Conde asegura que esta modalidad acelera los tiempos de desarrollo y la puesta en marcha de las aplicaciones, y a que son procesos que se pueden llevar a cabo en paralelo a los que ya están en producción. “Es cierto que muchas empresas simplemente utilizan AWS para realizar pruebas, pero cada día que pasa son más las que confían en nosotros para desplegar versiones finales de su software y servicios, completando así su ciclo de vida íntegramente desde nuestra plataforma”.

El congreso AWS Summit 2013 reunió en Barcelona a cientos de profesionales interesados en esta plataforma
La edición española, celebrada en Barcelona el pasado 24 de octubre, reunió a cientos de personas

Por último, las grandes empresas también se están dando cuenta de las ventajas de Amazon AWS. Es aquí donde entran en juego las arquitecturas híbridas, en las que parte de los recursos son gestionados por las propias compañías, mientras que aquellos entornos que no son críticos se migran a AWS. El propio Conde admitía que esta integración se debe a la extensa oferta de soluciones que se ofrecen dentro de la plataforma para que los clientes elijan la que más se adapta a lo que ya están utilizando.

Técnicamente no hay diferencia entre una infraestructura que gestiona el cliente y la nuestra, por lo que los procesos de migración a veces se reducen a un ‘copy&paste’ de la estructura. Si el cliente está utilizando una base de datos Oracle, nosotros también la ofrecemos como parte de AWS, por lo que en la mayoría de casos esa migración es extremadamente sencilla” apuntaba Conde.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor