La potencia de cálculo estará limitada por la economía, no por las leyes de la física

Empresas

Así lo afirma un veterano comentarista tecnológico, que indica que tras 45 años de cumplimiento, la Ley Moore estaría próxima a su fin y no por problemas técnicos insuperables, sino por el coste de las fábricas de chips.

El análisis de estado de la fabricación de semiconductores llega cuando Global Foundries ha comenzado la construcción de diversas plantas por valor de 6.000 millones de dólares e Intel está invirtiendo aún más en la actualización de las suyas.

Según explica Jack Schofield en Guardian en el paso a procesos tecnológicos de fabricación más pequeños no todo son ahorro de costes y algunos analistas especializados advierten que cuando lleguemos a los 18 nanómetros (previsto en 2014) los equipos para producir chips serán tan caros que no todos los fabricantes serán capaces de recuperar la inversión.

Unos equipos de fabricación cada vez más complejos y costosos que pueden costar 20 millones de dólares cada uno. Actualizar desde obleas de 450 a 300 milímetros abarataría la producción de chips pero el coste de las nuevas herramientas para producirlos dicen tendrá un “coste aterrador”.

Intel y Samsung serán las únicas firmas independientes que podrán sufragar el gasto, con TSMC (la mayor foundry mundial) y quizá la compañía surgida tras la división de AMD, Global Foundries, fabricando para todas las demás empresas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor