La ebanca española reduce distancias

Empresas

Los ciberbancos estatales se aproximan a los estadounidenses, unos de los más desarrollados, aunque aún queda mucho por hacer.

En momentos tan complicados como los actuales cualquier empresa tiene que poner toda la carne en el asador para incrementar sus ventas y potenciar la comercialización de sus productos. Los bancos no son inmunes a este proceso.
De hecho, progresivamente han ido fortaleciendo su presencia en Internet desde las páginas web rudimentarias de antaño hasta la aparición de la web 2.0, la utilización de los vídeos o las versiones web para los móviles de la actualidad.
Con el objetivo de analizar las tendencias pasadas, presentes y futuras del sector se presentó el miércoles en un céntrico hotel de Madrid el II Estudio de persuabilidad en banca online, realizado por Multiplica. Para ello, se han analizado las 20 principales entidades bancarias de España y se han comparado los resultados con las 5 primeras de Estados Unidos.

En el estudio se destaca que La Caixa, Banco Popular y Santander son las entidades que mejor saben aprovechar su presencia online para comercializar sus productos. Las conclusiones del informe muestran que se paulatinamente se reduce la distancia, grande aún, entre las páginas de los bancos de Estados Unidos y los de España.
Aún así, en la ebanca estatal no se distingue claramente entre clientes y no clientes lo que genera confusión, el discurso de los bancos estadounidenses es también más agresivo a la hora de captar usuarios y los buscadores propios son poco efectivos desde el punto de vista comercial.


Así, las entidades bancarias americanas disponen de configuradores intuitivos y de un acceso a los productos desde las necesidades vitales del usuario. Otra de las carencias que se observan en los bancos españoles, en relación con los americanos, es que no se muestra la política de seguridad del banco.
“En los bancos españoles la seguridad se da por supuesta. Poco que ver con Estados Unidos donde se explicita la seguridad desde la portada hasta los formularios de contratación, creándose incluso secciones específicas para tratar el asunto”, explica el CEO de Multiplica, David Boronat.

Por otra parte, entre las principales tendencias a corto y medio plazo se encuentra una mayor utilización del vídeo marketing, utilizado como herramienta para dotar de cercanía al discurso. También se puede destacar  un aumento de la versión móvil del site banco para proporcionar calidad al usuario y la estrategia del boca a boca. “Resulta curioso comprobar cómo determinados productos que no han funcionado a través de la publicidad convencional, han ganado adeptos a partir del simple boca a oído”, afirma Boronat. 
Peligros ebanca
Uno de los aspectos más peliagudos en la adaptación de las entidades bancarias a las posibilidades que ofrece Internet es el uso de las redes sociales. En este aspecto, existen opiniones contrapuestas. Algunos estudiosos opinan que pueden ser muy útiles para modificar la opinión del ciudadano medio en relación a su actividad.


Por el contrario, otros expertos consideran que la apertura total de la entidad en una red social es peligroso debido a los bulos, rumores o mentiras que pueden difundirse a través de ella.
Los autores del estudio apuestan y recomiendan un modelo híbrido: que las compañías bancarias creen su propia cuenta en una red social tipo Facebook. “Si este experimento saliese con éxito, se podrían plantear con el tiempo construir su propia red en su sitio web”, según Boronat.
En el estudio se hace especial hincapié en las maniobras que los bancos deben adoptar de cara al futuro para seguir en su intento de aprovechar la red al máximo. Entre ellas se encuentra el desarrollo de herramientas que faciliten la empatía y la interacción con el usuario.
Es este un aspecto en el que se están realizando numerosos análisis sobre el impacto que puede provocar en las relaciones entre cliente y compañía. “Lo que es seguro es que si un banco proporciona comodidad y funcionalidad tendrá recorrido buena parte del camino del futuro del sector bancario”, concluye Boronat.

En definitiva, se confirma una evolución de las entidades españolas hacia un mayor aprovechamiento de su presencia online. Aún así, los bancos estadounidenses saben aprovechar mejor las posibilidades que les brinda Internet, además de contar con un planteamiento más agresivo de sus planteamientos comerciales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor