La Ley Nokia, primeros problemas en Finlandia

Empresas

EFF, una sociedad proderechos en el ciberespacio, ya ha pedido la retirada de la normativa.

La Ley Nokia nació y, a tenor de las últimas noticias, vivirá con problemas. La asociación Electronic Frontier Finland, una sociedad “de defensa activa de los usuarios y ciudadanos de la sociedad finesa en la frontera digital”, ya ha presentado la primera protesta. 
La asociación ha pedido a la presidenta de Finlandia, Tarjia Halonen, que retire la ley, según informa la agencia de noticias del país STT.
El organismo ha explicado que Halonen debe pedir su visión al Tribunal Supremo, ya que la ley podría ir contra la Constitución del país escandinavo, al tiempo que ya ha anunciado que recurrirá en última instancia a las autoridades europeas para frenar una ley, que según recoge la agencia de noticias, no respeta los derechos humanos.
La Ley Nokia ha sido aprobada ayer por el Parlamento del país, después de meses de polémica en los que se llegó a especular con las medidas de presión que Nokia podría llevar a cabo para determinar la aprobación de la medida.
El fabricante de teléfonos móviles fue uno de los principales impulsores de la medida, para protegerse ante la fuga de datos frente a sus competidores, y, aunque rápidamente desmintió estos rumores, la prensa finlandesa llegó a dar por hecho que abandonaría el país si la medida no salía aprobada.
A partir de ahora, y siempre que Halonen ratifique la norma, las empresas finesas estarán respaldadas por la ley para estudiar los destinatarios y los adjuntos de los correos electrónicos de sus empleados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor