Las apps, el canal de cibervigilancia en auge

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

La protección de las aplicaciones para evitar la cibervigilancia depende de las propias empresas.

“El problema de la cibervigilancia es mayor de lo que pensamos”, alerta un analista de Kaspersky a través de un comunicado.

Las últimas filtraciones del ex agente de la CIA Edward Snowden han revelado la importancia de las aplicaciones móviles en el espionaje masivo de la NSA.

Juegos como Angry Birds y aplicaciones como Google Maps son consideradas como “aplicaciones con fugas”; no lo suficientemente blindadas como para evitar el acceso de terceros. Ofrecen además jugosos datos sobre las relaciones con terceros y ubicación.

Desde la firma de seguridad consideran que estas apps ofrecen mucha información personal de los usuarios que “en muchos casos está desprotegida”. La protección de la misma está en manos de los servicios en cuestión, sin que el usuario pueda hacer nada.

Para Vicente Díaz, analista de la compañía rusa, los juegos que permiten jugar con otros “favorece la creación de redes de personas”, lo que genera datos de gran relevancia. En el caso de Rovio, la compañía utiliza los datos con fines publicitarios de forma legítima.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor