Las protestas en India retrasan el lanzamiento del coche más barato del mundo

Empresas

Cuando Tata Motors dijo que iba a fabricar Nano, el coche más barato del mundo, nunca pensó que iba a tener que enfrentarse a las protestas sociales generadas por la creación de la fábrica en Bengala Occidental.

La grandiosa presentación que tuvo lugar en enero del coche de los 1.800 euros tuvo una aceptación total en la prensa. Sin embargo, la recepción en los alrededores de la fábrica de Tata, en Singur (Bengala Occidental), no ha sido tan entusiasta.

“Intentaremos romper el muro de la fábrica…tantas veces como sea necesario”, explicó Toofan Ruidas, agricultor de Singur. El gobierno comunista de Bengala Occidental requisó unos 1.000 acres a los agricultores de esa zona para construir la fábrica. Aunque el estado les prometió compensación, muchos se quejan de no haber recibido nada. Otros se negaron a obedecer y rechazaron desde el principio el dinero.

La fábrica empleará directamente a unas 2.000 personas, además de otras 10.000 personas que encontrarán trabajo por los servicios asociados, según Tata Motors. Tendrá una capacidad inicial para 250.00 coches, que podrá aumentarse después a 350.00.

Tata Motors, que completó recientemente la adquisición de las marcas de lujo Jaguar y Land Rover por 2.300 millones de dólares, se ha mostrado extrañamente beligerante con las autoridades. Han amenazado con marcharse de allí si la gente persiste en sus actos de violencia.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor