Lo que no hay que olvidar de la semana

Empresas

La compra de Alcatel-Lucent por Nokia y la acusación de monopolio de la UE contra Google han impactado en el mercado TIC mundial.

Dos hechos relevantes han llenado las portadas de los medios durante esta semana.

Por un lado, la compra de Alcatel-Lucent por Nokia, lo que supone el nacimiento de un poderoso grupo de telecomunicaciones en Europa y el segundo mayor fabricante de equipamiento de redes del mundo, por detrás de Ericsson.

La compra finalizará en el primer semestre de 2016 y se llevará a cabo en una transacción completamente en acciones por valor de 15.600 millones de euros.

Con la operación, Alcatel-Lucent mantiene un 33,5% de la entidad y Nokia se hace con el 66,5%. La organización tendrá cerca de 114.000 empleados y unas ventas combinadas de alrededor de 26 millones de euros.

Por otro lado, la presentación de cargos de la UE contra Google por abuso de posición dominante con su motor de búsquedas y la apertura de una investigación formal sobre Android.

La Comisión Europea estudiará también si la compañía ha desarrollado prácticas anticompetitivas con su sistema operativo móvil Android, disponible en la mayoría de los móviles en Europa.

El gigante estadounidense ha emitido un comunicado con su desacuerdo sobre los cargos y presentará alegaciones en las próximas semanas.

En Londres, hemos asistido a la presentación de los últimos dispositivos móviles de Huawei.

La compañía ha mostrado su nuevo buque insignia, el smartphone P8, que incorpora
importantes novedades en el área de la conectividad.

Se trata de un dispositivo con doble antena, conexión estable en movimiento, dual SIM y dual 4G LTE, así como una función de búsqueda automática de la mejor red WiFi disponible.

Con carcasa de aluminio y de una sola pieza, el P8 tiene 6,4 mm de grosor y una pantalla de 5,2 pulgadas. En junio llegará a 30 países, entre ellos España, en dos versiones (estándar y premium) para competir con los pesos pesados del mercado, Samsung y Apple.

Además, gigantes tecnológicos como IBM, Microsoft o Symantec también han sido noticia.

IBM ha creado una nueva unidad de negocio destinada al sector de la salud, para lo que se ha aliado con Apple y los principales fabricantes de equipos médicos del mundo. El objetivo de esta unión es recopilar datos sanitarios de Apple Watch y otros dispositivos médicos y ponerlos en manos de expertos de la industria sanitaria y compañías aseguradoras.

En el caso de Microsoft, el gigante del software ha firmado una alianza estratégica con el rival de Android, Cyanogen, para llevar a esta plataforma sus aplicaciones y servicios.

Con este movimiento Microsoft espera restar cuota de mercado a Android y lograr que sus apps se expandan en mercados tan lucrativos como el chino.

Symantec ha desmentido los rumores de venta de su negocio de almacenamiento, Veritas, y continuará adelante con sus planes de dividir la compañía en dos empresas que cotizarán de forma independiente: una, centrada en el negocio de la seguridad; y otra, en la gestión de la información.

Esta semana también hemos sabido que la producción de portátiles a nivel mundial ha descendido en el primer trimestre de 2015. La cifra se ha situado por debajo de los 38 millones de unidades, lo que implica una bajada interanual del 4,7% y del 19,4% frente al trimestre pasado, según el último informe de Digitimes Research.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor