Mango confía a una “trampa ingeniosa” la publicidad de su nueva colección

Empresas

Una aplicación en Facebook ayuda a la firma a dar a conocer la ropa de otoño-invierno.

Isa envió a cuatro de sus contactos una invitación para participar en una aplicación de Facebook que le había gustado. “En la pantalla de inicio vi que dos de mis contactos lo habían hecho antes”, explica. “Primero vi la ropa y me llamó la atención, pero en cuanto vi que podías ganar uno…¡¡¡me lancé!!!”. Lucía también acaba de probarlo. “Primero lo leí en algún sitio, no recuerdo si en el periódico o en algún blog de marketing online, pero me decidí a hacerlo cuando se lo vi a una de mis amigas”.

El nuevo éxito de Facebook, que inunda los perfiles de sus afiliados y las páginas de inicio en las que se resume que han hecho los amigos, tiene el nombre y los apellidos de una conocida marca de ropa. Tu Closet By Mango lleva siete días online, según se desprende de la presentación que la compañía hace en su blog de prensa pero su repercusión es ya muy elevada.

Por el momento de las cuatro recomendaciones que Isa lanzó a sus amigos, dos ya han añadido a su perfil la aplicación, aunque la propia usuaria es muy optimista. “Supongo que casi todas lo harán. Además ya me han comentado el mío un montón de personas“, asegura.

¿Ha tenido Mango una visión de genio? Por ahora, lo habitual en las aplicaciones de Facebook era que permitiesen averiguar el color del aura, recibir consejo vital de Paris Hilton, Carmina Ordoñez o Chuck Norris o saber que depara la galleta de la fortuna. La multinacional de la moda ha ido más allá. “Son unos listos”, concluye Lucía con humor, después de describir la idea como “muy buena, porque es divertido, fomenta la comunidad y te anima a participar”.

Y de hecho a 16 de septiembre, y con sólo seis días de vida, la aplicación ya cuenta con 31.467 usuarios, que han enviado 83.182 invitaciones a sus amigos y han creado 19.728 closets, según las cifras que Mango ha facilitado a Silicon News


La aplicación se convierte en un armario virtual en el que el internauta podrá escoger los cinco modelos de cada sección que más le gusten (mientras ve el catálogo de otoño invierno de la casa) y arrastrarlos a su propio baúl. Una vez seleccionados (se puede cambiar la selección las veces que se quiera antes del último paso), el usuario oficializa que ése el armario que quiere de Mango y lo convierte en su apuesta para ganar. Porque, por cierto, detrás de la aplicación hay premio. Cheques de compra cada dos semanas y llevarse el armario elegido al completo.

“Me gusta ver ropa y te permite ver el catálogo, elegir lo que más te gusta. Es como jugar con las muñecas”, reconoce Isa para explicar porqué ha decidido participar. “Y además, claro está, te puede tocar esa ropa o algún vale de descuento, una opción muy buena teniendo en cuanta que Mango es bastante carillo en comparación con los precios Inditex”, añade aunque las esperanzas de que le toque algo no son muchas. De hecho, asume: “sólo lo hacen para testar su colección, pero bueno, era divertido y la esperanza nunca se pierde”. Una “trampa ingeniosa”, así acaba definiendo esta usuaria esta aplicación publicitaria, por lo que asegura se “merecen” al menos su participación.

El objetivo final es, según explican desde Mango, que “el usuario juegue con las prendas de la colección y las conozca de esta forma”, siendo “complementario al catálogo” tradicional que se reparte en tienda pero con un enfoque “totalmente diferente”.

Beneficios finales

Pero, ¿cuáles son los beneficios finales de esta aplicación? Facebook es como el campo, al que es difícil poner puertas, por lo que nunca se puede saber hasta donde puede llegar el efecto de la comunicación en el mismo, aunque por otra parte es también un tablón magnífico para la comunicación publicitaria porque permite acceder a un público en principio muy específico.

“Seleccionamos la red social de Facebook porque el perfil de sus usuarios encaja muy bien con nuestro target”, apuntan desde Mango, al tiempo que reconocen que la aplicación es “internacional” y que no pretenden “llegar más a un país que a otro”.“Uno de los aspectos más positivos de Facebook es el carácter internacional que tiene”, explican, “esto encaja muy bien con Mango como marca”. Aún así, el público objetivo es mujer, urbana y de entre 20 y 35 años, con interés en moda y tendencias.


“La idea es que la acción tenga su efecto viral a través de las redes de amigos”,explican fuentes de Mango, que apuntan aún así que se ha remitido nota de prensa a los medios (lo que atrae a usuarias informadas como Lucía) y una campaña de banners en Facebook de España, Reino Unido y Turquía. Por ahora, la aplicación sólo está disponible en Facebook, aunque la firma lanzará también Closet by Mango en la rusa Vkontakte.ru, la red social más popular del país eslavo.

La compañía mantendrá la aplicación operativa, al menos en España, hasta el próximo 31 de diciembre, cuando se cerrará el período de participación y se determinará quien se lleva el closet. Sólo una queja tienen las usuarias entrevistadas: “El fallo es que, si tienes una conexión lenta como la mía, puede ser un poco desesperante”, explica Lucía, que aún así tampoco echa nada en cara a la textil. “Estoy deseando que llegue el Facebook Lite, más rápido y sencillo”, confiesa.

¿Se transformará en dinero la apuesta de la compañía? Aunque no sabe a ciencia cierta si comprará algo de lo visto, Lucía confiesa que “desde luego, si paso por Mango, entro y busco las cosas que más me gustaron“. Isa reconoce sinceramente que algo puede caer y que de hecho “me he enamorado de un abrigo, que por cierto todo el mundo que conozco lo ha escogido”. “Pero ya te digo, por lo de pronto ya han conseguido que tanto yo como una de mis recomendadas nos pasemos por la tienda”, señala.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor