Micropilas de combustible para los teléfonos móviles

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

La Comisión de Energía Atómica (CEA) trabaja junto a STMicro con el objetivo de que en 2010 el hidrógeno complemente a las baterías tradicionales.

Dentro de dos años, una pila de combustible de hidrógeno podrá recargar un teléfono móvil, funcionando como complemento de las baterías tradicionales, según han anunciado hoy los investigadores de la francesa Comisión de Energía Atómica (CEA).
El equipo de desarrollo trabaja con fuentes de energía minúsculas para dispositivos portátiles. En este proyecto, iniciado en el año 2000 y desarrollado en el año 2005 con la colaboración de STMicroelectronics, los cartuchos de hidrógeno equivalentes a entre tres y cinco recargas de una batería tradicional.
“Pese a que la tecnología ha hecho progresos considerables en términos de consumo, la posibilidad de consumo es siempre mayor debido a la multiplicación de funciones de los móviles”, ha señalado Didier Marsacq, director de CEA-Liten.
“Las pilas de combustibe no remplazarán a las baterías, serán un complemento. Será un sistema híbrido”, ha señalado Igor Bimbaud, responsable del área de Nuevas Energías de STMicroelectronics, a LesEchos.
La idea se comercializará a principios de 2010, y se compondrá de una funda que se ajusta a la cintura con una pila de combustible, un cartucho de hidrógeno y un espacio para el teléfono móvil. STMicro sostiene que el precio será “competitivo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor