La multa en papel desaparece

Empresas

La Guardia Civil de Tráfico acaba con las libretas de multas y se lanza a la PDA, para mejorar los tiempos de gestión.

El Guardia Civil con su bolígrafo tomando notas en su cuaderno de multas de los datos del conductor expedientado ha pasado a la historia.
A partir del uno de septiembre, el Ministerio de Fomento implementará el funcionamiento de este cuerpo de seguridad del Estado incorporando al día a día de los agentes una PDA.
Menos en País Vasco y Cataluña, que cuentan con sus propias patrullas de tráfico, los Guardias Civiles utilizarán ahora agenda digital para gestionar el tráfico y sobre todo a sus infractores.
Cuando el tacógrafo digital detecte a un conductor quebrantando las normas de circulación, el guardia podrá pasar los datos a su PDA y desde allí remitirla a las bases de datos de Fomento, desde donde se le devolverán todos los datos necesarios sobre el infractor.
Además de informatizar el acceso a la información también se ha informatizado lo que se hace con ella. Ya no se sacará la libreta de multas, sino que se escribirá en soporte digital y se remitirá ipso facto a las autoridades pertinentes. De este modo, se eliminan tiempos de espera y se agiliza el proceso.
La digitalización de la Guardia Civil mejorará también otros aspectos, más allá del paso definitivo a la emulta. Al contar con la infabilidad de la informática, los errores y las discrepancias sobre sanciones se reducirán, al tiempo que se podrá contar con mucha más información estadística en tiempo real sobre el tráfico y las pautas de conducción de los españoles.
 
——-
Más información sobre como aprovechar los smartphone en el mercado corporativo en el siguiente whitepaper gratuíto sobre las ventajas del iPhone

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor