Deja que el coaching te ayude a gestionar los recursos humanos de tu empresa

Empresas

Este servicio permite desarrollar el potencial de los trabajadores, la
efectividad de los directivos y el potencial de los equipos de trabajo.

Empleados y directivos con poca iniciativa, baja autoestima, inseguridad,
falta de motivación o de experiencia…, éstos y muchos otros problemas, son los
que el coaching procura resolver y anular.

Este servicio ofrece la posibilidad de mejorar y perfeccionar el trabajo
desarrollado por los directivos, los empleados y los equipos de trabajo. Es
positivo sobre todo para las empresas de reciente creación dirigidas por
empresarios jóvenes con poca experiencia.

Existen diversos tipos de coaching. El primero en aparecer fue el coaching
deportivo, aquél que los entrenadores individuales ejercen sobre los
deportistas, entre los que debe establecerse una relación de confianza y
confidencialidad.
A partir de ahí, han ido surgiendo variaciones aplicadas en distintos sectores y
áreas del mundo empresarial.

En la empresa, el coaching personal pretende la mejora a nivel individual y
en las relaciones entre amigos, sobre todo orientado hacia los directivos.
También encontramos un coaching ejecutivo enfocado al área de Recursos Humanos,
la selección y análisis de personal y los distintos perfiles.

?El coaching deportivo y el empresarial lo que tienen en común son una serie
de técnicas. El objetivo es lograr que la persona mejore por sí misma y trate de
sacar hacia fuera sus potencialidades? asegura Pablo Aixelá, director de la
consultoría Action International en
España.

Un trabajo muy personal

Es el empleado o directivo quien debe aprender de sí mismo gracias al
estímulo del especialista en coach. En el caso del coaching empresarial, es
habitual el intento por mejorar los beneficios de la empresa, asegurar que el
sistema técnico y de personal de la empresa sea el adecuado y perfeccionar la
gestión del tiempo. Para ello, se suele seguir un proceso con distintas partes:

1. Diagnóstico sobre la empresa. Se establece contacto con el empresario para
conocer el estado de la empresa y detectar los elementos que precisan de
asesoramiento.

2. Consulta de alineación. En esta segunda toma de contacto, se concluyen los
objetivos a seguir y se procura su alineación. Ésta es recogida en un informe
que permite posteriormente al experto su utilización como una ?hoja de ruta?

3. Reconducción, ya sea individual o grupal. El coach reúne a varios
directivos y plantea una serie de temas, de forma que hablando entre ellos
consiguen interaccionar y sacar a la luz los problemas internos de sus empresas
y la forma de solucionarlo, ya que intercambian opiniones. Los grupos de cuatro
a cinco personas precisan un coach individual y hasta diez es un coaching
grupal.

Un sector en auge

?Es un sector cada vez más demandado? nos asegura Pablo Aixelá. En los
últimos años, especialmente en el 2006, se ha visto un fuerte crecimiento en las
iniciativas de coaching en cuanto a estrategias comerciales para Pymes, sobre
todo en lo referente al campo del ?networking?.

Según un estudio realizado por el CEIN,
Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra, el coaching se encuentra
entre los tres servicios de mayor crecimiento en los próximos años, tras los
servicios financieros y los servicios remotos.

Por último, cabe destacar que cada vez son más las instituciones de formación
empresarial que incorporan coaching en sus programas, tanto de licenciatura como
de post-grado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor