Netflix llega a Francia, su “hueso” en Europa

Empresas

La compañía norteamericana tiene al menos 4 frentes abiertos en territorio francés que pueden empañar su estreno.

Netflix se estrena hoy en seis nuevos mercados europeos, pero Francia es de todos, el país que le prepara una acogida más fría.

La compañía estadounidense de vídeo en streaming tiene cuatro frentes abiertos en territorio galo: el siempre proteccionista gobierno francés, los competidores de vídeo, la industria Teleco y la industria cinematográfica, que acusa a la empresa norteamericana de “implosionar el modelo cultural” nacional.

Como ocurre en España, el Gobierno francés financia películas y programas de televisión, amén de otros productos culturales, y obliga que un porcentaje (40%) de contenido en televisión y radio sean en francés. La ley francesa exige además a jugadores que quieren operar en su territorio, como Netflix, a destinar parte de sus beneficios a producir películas patrias.

La Asociación de Productores franceses también mira con recelo a la compañía de Reed Hastings y la ha acusado de evasión de impuestos. La compañía esquiva los impuestos que los canales de televisión nacionales y servicios en streaming pagan habitualmente en Francia porque no opera físicamente allí: los servidores que dan servicio en países europeos están en Londres y Amsterdam.

Otro de los obstáculos de la llegada del servicio estadounidense a Francia son las compañías de telecomunicaciones. A France Telecom, la compañía telco de más peso en el país, no le gusta Netflix -un sentimiento de rechazo que también sienten otras telecos europeas en la batalla contra la neutralidad de red-. Además, ha mostrado públicamente su intención de convertirse en una compañía de contenidos, una transición que otras empresas del sector ya están llevando a cabo.

En cuanto a competidores, Canal+ es la televisión de pago más popular en Francia, con medio millón de suscriptores. La compañía ya ha movido ficha ante la llegada de la poderosa Netflix; ha firmado un acuerdo con la HBO y lanzado la posibilidad de descarga de contenido que puede consumirse offline. Como recuerda el Huffington Post también anunció que iba a financiar series francoamericanas.

Como recoge WSJ, la cablera francesa Numericable Group acaba de lanzar una oferta que incluye acceso gratuito a cientos de series de televisión justo en el día de la llegada del servicio americano al país.

El gigante de vídeo en streaming tiene más de 50 millones de suscriptores en 40 países. Ha destinado 400 millones de dólares para su expansión europea. El ROI de la operación se dejará ver en los próximos ejercicios, aunque la dura de roer Francia, puede empañar su triunfal desembarco.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor