Nokia sigue dando largas a la entrada en tiendas de su iPhone killer

Empresas

Ahora, el N8 llegará al mercado en octubre mientras Nokia da “los arreglos finales”.

Fue presentado en abril, como el teléfono más avanzado de la compañía y visto por los analistas como el terminal que podría salvar a Nokia de la quema en el mercado de los smartphone.
Iba a llegar durante el tercer trimestre del año, o eso prometían en su presentación, pero ni en julio, ni en agosto ni en lo que va de septiembre ha aterrizado. Y es que el N8 -el nombre de ese esperado terminal- de lo que más sabe es de prorroga.
Por una segunda vez, Nokia ha retrasado la llegada del N8 a los mercados. La nueva fecha será en octubre, sin más datos. “Para asegurar una mejor experiencia para el usuario, hemos decidido detener los despachos unas pocas semanas para realizar los arreglos finales“, ha comunicado la compañía en una nota, tal y como recoge la agencia Reuters.
La situación por tanto no es la que esperarían los analistas, que veían en el N8 una última oportunidad para Nokia de encontrarse a si misma en el más rentable mercado smartphone, en el que tanto cojea, más allá del menos beneficioso de los teléfonos baratos, en el que todavía está bien posicionada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor