OEPM: “Estamos pez en registro de patentes”

Empresas

En 2013 se registraron en España sólo 5.766 patentes, la mayoría las solicitó el CSIC.

Cuando la fabricación de dispositivos es relativamente barata y genera pocos márgenes a las empresas, hay que buscar otras fórmulas de optimizar ingresos.

Todo lo relacionado con la propiedad intelectual e industrial ha adquirido una nueva dimensión en los últimos años. Ha creado la posibilidad a empresas de ingresar capital sin necesidad de producir bienes.

Cuando una empresa patenta su software, la utilización de terceros requiere un pago. La empresa en cuestión no produce más, simplemente recibe dinero por la utilización de su idea por parte de terceros. El negocio de la propiedad industrial e intelectual puede ser de lo más fructífero si se aplica bien.

España está en la cola de países en cuanto a registro de patentes. “Estamos pez”, advierte Mónica Castilla Baylos, de la Oficina española de Patentes y Marcas (OEPM), en su intervención durante el Salón MiEmpresa que se celebra en Madrid.

En 2013 se registraron en España 5.766 patentes, uno de los principales solicitantes fue el CSIC. Para Castilla la razón principal de la escasez son los “pesados trámites legales” que supone el registro. Actualmente se está trabajando en la tramitación de una nueva ley de patentes que agilice estos procesos, indica. La vigente data del 86.

El procedimiento de tramitación está ahora en los 18 meses de media. El trámite acelerado supone un plazo de entre 8-12 meses.

Los beneficios de patentar ideas o productos son muchos, defiende la portavoz de la OEPM. El registro de la propiedad industrial o intelectual –sin registro no hay derecho- es la principal arma para diferenciarnos de la competencia. “La innovación es lo que nos hace competitivos”, sentencia.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor