Oracle: “En materia de ‘Big Data’ la industria aún está aprendiendo y es necesario educarla”

Bases de DatosBusiness IntelligenceCloudDatos y AlmacenamientoEmpresasProveedor de ServiciosProyectosServidoresSistemas OperativosSoftwareWorkspace
0 0 No hay comentarios

Entrevistamos a Félix del Barrio, vicepresidente y director general de Oracle Ibérica, que nos acerca interesantes detalles sobre la adquisición de Sun Microsystems o su fuerte apuesta por la gestión de grandes volúmenes de datos.

Hemos tenido la oportunidad de charlar extensamente con Félix del Barrio, un entusiasta de la tecnología que, además, es vicepresidente y director general de Oracle Ibérica. En el gigante de las bases de datos lleva dos décadas y ha contemplado la innovación tecnológica de la compañía desde diversos frentes, algo que le ha proporcionado una visión prácticamente de 360 grados en un mundo en constante evolución.

Teniendo en cuenta que era difícil, por no decir imposible, preguntarle sobre todos los segmentos de negocio donde Oracle se halla inmersa, nos hemos decantado por algunos como Sun Microsystems o Big Data. Justo antes de comenzar la entrevista con del Barrio, nos quedamos con un interesante comentario: “Aunque no sólo fabricamos bases de datos, nos gusta que nos sigan relacionando con ellas”. Ciertamente, muy mal se le tienen que dar las cosas a Oracle para que dejemos de apodarle “el gigante de las bases de datos”.

 

– ¿Cómo fue ese momento en el que Oracle tuvo que decidir la inversión en un gigante como SUN Microsystems que pasaba por momentos difíciles? ¿Fue una apuesta tan arriesgada como pronosticaban muchos analistas? 

Dos años antes de la adquisición, producida en enero de 2010, Oracle ya estaba trabajando con sistemas Exadata para integrar nuestras aplicaciones. Claramente veíamos que la combinación inteligente del hardware y el software supondría en cierta forma romper con lo que hasta ese momento se estaba haciendo en la industria tecnológica. Además, sabíamos que no era lo mismo conseguir esta integración con productos de terceros fabricantes que con infraestructura propia. Este detalle fue un factor determinante. A este hecho se le une que la adquisición de Sun –valorada en torno a los 5.800 millones de dólares- fue muy barata si se tienen en cuenta los activos con los que contaba. Sólo en caja tenía unos mil millones de dólares. Los ingenieros de la compañía eran de lo mejor del mercado, y qué decir del hardware y software desarrollado. Sun tenía un problema de enfoque y gestión, perdiendo 100 millones de dólares al mes. Era una compañía inviable pero con un roadmap de producto realmente interesante que Oracle recuperó y activó.

 

– La evolución de la arquitectura SPARC, de hecho, estaba muy parada…

Es un claro ejemplo de ello, sí. Desde que nos hicimos cargo de estos activos, nuestra compañía ha lanzado dos nuevas generaciones, los SPARC T3 y más recientemente los SPARC T4. Y qué decir de Solaris, que es “una maravilla” de sistema operativo.

 

– Y tras digerir la compleja fusión, Oracle se ha metido de lleno en una transición hacia el competido mundo de los proveedores de servicios y soluciones globales de TI, midiéndose a fabricantes como IBM, HP, Fujitsu, Cisco…

También era el objetivo de Oracle dos años antes de adquirir Sun, evolucionar hacia ese modelo de negocio. De hecho, nosotros fuimos de los primeros en comercializar soluciones que no respondían al modelo de vender una “caja negra” que el cliente no podía tocar o modificar. Nuestra apuesta gira precisamente en torno a la posibilidad de que los clientes puedan actualizarlos, introducir software o hardware de terceros. Lo que ocurre es que nuestra oferta integrada asegura un rendimiento espectacular, como los últimos Exadata, Exalytics, Big Data Appliance… con mejoras probadas en este apartado.

 

– Pero muchos de los actuales competidores también son partners de vital importancia para desplegar vuestras soluciones. ¿Cómo ha cambiado la relación de Oracle con ellos?

Lógicamente, nuestra relación con ellos ha cambiado. Oracle es una compañía de producto y evidentemente tenemos servicios para asegurar su correcto funcionamiento. Sin embargo nosotros no estamos en el mundo del outsourcing, la integración de sistemas o la consultoría, por lo que siempre hemos trabajado con terceros para implementar nuestras soluciones. Siempre hemos gozado de una estrecha colaboración con estas empresas.

Con la llegada de los sistemas de Sun, nuestra relación pasó de ser una relación de plena colaboración a una relación de “coopetencia”, es decir, colaborar en el mundo de los servicios y competir en el  mundo de los sistemas. No es fácil pero todos tenemos que convivir con ello.

 

Esta tendencia se ha convertido en algo natural en la industria durante los dos últimos años…

Exactamente. Ten en cuenta que muchas compañías necesitan los productos de Oracle para vender sus soluciones y nosotros también necesitamos determinadas cosas de ellos. Por citar algún ejemplo, HP e IBM son muy poderosos en el mundo del outsourcing y son excelentes explotadores de nuestras soluciones en la infraestuctura del cliente.

 

– ¿Cuáles son las perspectivas de Oracle con respecto a bases de datos como Oracle Database o MySQL? ¿Seguirán invirtiendo en esta última aunque no forme parte de un modelo de negocio tan rentable como la primera?

Oracle se preocupa de que su Oracle Enterprise Database sea la que mejor prestaciones tenga en el mundo de los datos estructurados de la empresa. Estamos hablando de grandes volúmenes en entornos críticos, con muchos usuarios, con elevados requerimientos de seguridad y alta transaccionalidad. Ahora bien, el mundo de la gestión de la información se ha diversificado mucho y hay otras problemáticas diferentes. Así que por un lado ofrecemos este modelo y, por otro, una solución basada en open source enfocada a entornos no tan críticos o entornos de sistemas embebidos que no reúnen las características anteriores, donde MySQL encaja muy bien y tiene mucho tirón.

De hecho, Oracle sigue apostando por este entorno de bases de datos y lo seguirá haciendo. Hemos lanzado dos actualizaciones importantes y hemos incluido el motor  transaccional InmoDB que habíamos adquirido cuatro años antes. El resultado de ello es un producto más estable, robusto, de mayor rendimiento tanto en entornos Java como en entornos Windows.

MySQL, como bien dices, tiene un modelo de negocio distinto, basado en código abierto y con generación monetaria a través de los servicios y soporte. Para nosotros es un modelo que se mantendrá y que tiene su sentido.

 

– Y llegan tecnologías y tendencias más recientes en el tiempo, como la gestión de ‘Big Data’…

Efectivamente, existen otras problemáticas que las bases de datos relacionales no pueden cubrir en ocasiones, lo que denominados ‘Big Data’. En estos casos se están generando ingentes volúmenes de datos que crecen y se modifican constantemente. Estamos viendo que otros modelos como el NoSQL son más adecuados. En este segmento adquirimos hace cinco años una solución basada en esta arquitectura, Berkeley DB, que además puede funcionar en memoria y es ideal para determinados tipos de dispositivos embebidos que procesan datos con mucha volatilidad. Nuestra apuesta se llama Oracle NoSQL Database con dos modalidades, una de ellas basada en open source.

 

– Has nombrado la palabra clave: memoria, ¿nos podrías hablar un poco más sobre la tecnología TimesTen para llevar datos y aplicaciones a la memoria de los sistemas?

Es un componente increíble y una tendencia del mercado. A medida que tenemos capacidades de memoria más grandes en los sistemas y las compañías necesitan sistemas en tiempo real y analítica en memoria, este tipo de tecnologías cobra todo el sentido. TimesTen mejora el rendimiento durante los procesos de la información hasta diez veces. Además, aquí estamos desarrollando productos diferentes para problemáticas diferentes. Este componente es compatible con cualquier tipo de dato, estructurado o no, volátil o no… y, más aún, es posible desplegarlo en entornos pequeños, medianos y grandes.

 

– ¿Qué le falta a las compañías para darse cuenta de la verdadera importancia de mantener toda esa información bien gestionada y accesible para mejorar los negocios y la competitividad?

La industria está aprendiendo, no es un ejercicio fácil y es necesario educarla. Tiene que darse cuenta de las múltiples ventajas de esos volúmenes de información que suponen para el negocio. Por poner un ejemplo, un motor de un avión comercial genera 10 TBytes de información cada media hora de vuelo. ¿Qué haces con tal volumen de datos? Si las compañías son capaces de tratar esta ingente cantidad de datos y sacar la inteligencia generada, podrían optimizar notablemente múltiples procesos como unos mantenimientos más preventivos, fabricar las piezas de repuesto de forma más eficaz, reducir costes… en definitiva, mejorar la competitividad. El problema es que esos datos proceden de multitud de fuentes heterogéneas. Es ahí donde entra en juego el correcto tratamiento de la información y, sobre todo, la forma en la que educamos a las empresas para que adopten las tecnologías para Big Data.

 

– ¿Cuál es la estrategia de Oracle para gestionar estos grandes volúmenes de información?

En Oracle proponemos una solución integral extremo a extremo para facilitar este acceso. Hemos mezclado determinados activos que ya teníamos (tanto software como hardware) y hemos añadido algunos componentes open source, como Hadoop, con el que llevamos toda la información almacenada a nuestras bases de datos a través de conectores específicos. Pero la información meramente almacenada no aporta demasiado, por lo que también añadimos los componentes analíticos para procesarla. En este sentido es destacable que no sólo existen herramientas para que sean los usuarios los que generen sus propios cuadros de mando y busquen la información que les interesa, sino que también proporcionamos sistemas que sean capaces de tratarla de forma totalmente automatizada con cierta inteligencia. El objetivo es producir mecanismos automáticos que tomen sus propias decisiones sin requerir la intervención humana, que sean predictivos. Todas estas características las hemos empaquetado en lo que denominados Oracle Big Data Appliance.

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor