"La época de la tecnología única ha acabado?

CloudSoftware

Entrevista a Niel Powers, vicepresidente de OpenEdge de
Progress Software.

P: ¿Cuáles son las principales novedades en
SOA?

R: Aparte del hecho de que las empresas adoptan cada
vez más las tecnologías SOA, lo
último en Progress Software se
llama DataXtend Semantic Integrator ?solución resultante de la compra de
Pantero?. Esta herramienta se apoya en modelos estándar para gestionar la
validación y la transformación de datos. Cuando dos aplicaciones intercambian
datos y requieren transformaciones, éstas se llevan a cabo en ambos servidores o
tan sólo en uno de ellos.

Esta operación, multiplicada por el número de
aplicaciones con que se está trabajando, se vuelve por tanto compleja y difícil
de gestionar. Sin embargo, al permitir el despliegue de un servicio centralizado
basado en modelos estándar, DataXtend Semantic Integrator facilita los
desarrollos y genera un aumento de la productividad. Además, el mismo servicio
puede asegurar la coherencia de datos entre múltiples aplicaciones
repartidas.

El segundo avance en materia de SOA en Progress es la
nueva versión de nuestra herramienta ESB Sonic, prevista para mediados de 2007.
Será más integrada, abierta y simple tanto de desplegar como de mantener. Y
sobre todo, como el resto de nuestros productos, integrará la tecnología
Eclipse, que cuenta con un interfaz ergonómico y común.

P: Para el año 2007 Progress Software pone el
énfasis en la necesidad de pasar de un enfoque de soluciones reactivas a uno
proactivo. ¿Cuáles son las principales ventajas de esta orientación para las
empresas?

R: Los beneficios más importantes de esta evolución
para las empresas se apoyan en tres puntos:

-Plazos más cortos, de acuerdo con una economía siempre
en movimiento. Así, la mejora de la actividad ya no dependerá de la evolución de
los proyectos ERP o de otro tipo, que necesitan un tiempo de realización de 3 a
6 años, sino que con las nuevas herramientas y una infraestructura SOA
evolutiva, la duración de los proyectos ha pasado hoy en día a un plazo de entre
9 y 12 meses.

-A partir de ahora es el negocio el que dirige los
proyectos tecnológicos, y no al revés. Son los acontecimientos económicos o
relacionados con la actividad de la empresa los que desencadenan los
procedimientos o crean las necesidades tecnológicas. En consecuencia, la
informática se pone al servicio del negocio y no lo limita.

– Las empresas pueden ahora recalcular un retorno de la
inversión ajustable, dentro de una visión de negocio y no tecnológica. Por
ejemplo, se trata de ?hacer crecer las ventas un 10%?, y no de poner en marcha
un CRM o un ERP.

Con un enfoque proactivo, la empresa y sus prestatarios
limitan los riegos de elaborar aplicativos en silo, con problemas de
comunicación entre las aplicaciones, o una repartición de datos que se vuelva
difícil o imposible. Una infraestructura flexible, que combine SOA con los
servicios Web, permite dirigir los proyectos en función de las necesidades
inmediatas de las direcciones operacionales. Cada proyecto no cuestiona
totalmente lo existente, sino que no necesita más que una evolución o una
adaptación de esta infraestructura.

Por ejemplo, la cadena de hoteles StarWood eligió
nuestro producto Actionnal para poder tomar cuenta de sus reservas vía Internet
en sus aplicaciones. Pese a tratarse de un funcionamiento totalmente diferente,
esta función se ha integrado de forma natural con la preexistente, sin
cuestionar todo lo anterior.

P: En su opinión, ¿cuáles son las condiciones o
etapas necesarias para pasar de un enfoque reactivo a una actitud de
anticipación?

R: En primer lugar, conviene alinear las aplicaciones
con los procesos de actividades de la empresa, y eso requiere cuatro
acciones:

1. Eliminar las ambigüedades. Más precisamente, hacer
desaparecer los intervalos entre el funcionamiento de las aplicaciones y la
realidad de los procesos de la empresa.

2. Asegurarse de la coherencia y de la calidad de los
datos.

3. Alinear la potencia y robustez de las aplicaciones
con las necesidades actuales y futuras de la empresa. Disponer de una reserva de
potencia puede parecer útil, pero también puede costar cara y resultar negativa
para la empresa.

4. Suprimir los efectos de latencia ?es decir, el
intervalo de tiempo entre la aparición de la necesidad y la respuesta a la
misma?, así como alinear los procesos informáticos con las necesidades de la
empresa. La informática impone a menudo el procesamiento nocturno de lotes, lo
que resulta ser negativo para la actividad de la compañía.

P: Finalmente, tan sólo un 9% de los clientes
franceses de Progress han migrado a la versión de la plataforma OpenEdge 10.
¿Qué argumentos podría utilizar para convencerles de dar el
paso?

R: Nuestra industria se ha focalizado con toda la razón
en la optimización de los procesos. Sin embargo, la poca atención prestada a la
interoperabilidad entre las diferentes soluciones por los actores preocupados
por preservar sus cuotas de mercado ha engendrado una situación delicada. Así,
los sistemas de información de las empresas sufren una carencia de comunicación
entre aplicaciones que descansan en tecnologías incompatibles y a menudo
propietarias.

Aquí interviene OpenEdge 10, con una mejor integración
y una operabilidad real, tanto con nuestros productos como con las soluciones de
terceros. Estas ventajas simplifican la integración con el sistema de
información preexistente y acortan notablemente los plazos de despliegue.

La época de las empresas que adoptan una tecnología
única está definitivamente acabada, y es momento de una cooperación y
colaboración más eficaz. En este punto, OpenEdge 10 encarna la solución más
apropiada.

Fuente
original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor