Que todo el mundo puede ‘prosperar’ en las TIC es retórica

Empresas

Durante años, las empresas han mostrado leves intentos de resolver las cuestiones de diversidad y de género, pero no ha habido ningún cambio real.

La industria TIC vive otra burbuja, aunque ésta no es económica sino cultural.

Al sector tecnológico le encanta tener un diálogo abierto sobre sus problemas y hablar de que su objetivo es crear un ambiente donde todo el mundo puede “prosperar”, pero todo se reduce a retórica, a la vista de los resultados de los informes de diversidad de las mayores TIC de Silicon Valley.

Durante años, las empresas han mostrado leves intentos de resolver las cuestiones de diversidad y de género, pero no ha habido ningún cambio real.

Los problemas de diversidad de las plantillas de estas grandes multinacionales han evidenciado los hechos.

La mayoría de las empresas TIC ni siquiera quieren publicar sus estadísticas de empleo en relación con las personas de color. En la industria sólo unos pocos elegidos tratan de crear las herramientas del futuro para miles de millones de personas, sin que estos miles de millones estén adecuadamente representados, como recoge The Kernel.

Apple, la mayor empresa de tecnología del mundo, contrató recientemente a su primera mujer ejecutiva de alto nivel en 24 años, Angela Ahrendts. Facebook, una compañía más joven, no incorporó a la COO Sheryl Sandberg a su consejo de administración hasta el año 2012, cuatro años después de que ella aceptara el puesto en la empresa.

Durante años, las empresas de tecnología han traído al mundo dispositivos y productos para mejorar la vida de las personas, sin embargo, internamente se respira otro aire.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor