¿Quién es quién en la nueva Telefónica?

Empresas

Telefónica no ha hecho fichajes para apuntalar su nueva estructura, aunque ha cambiado a todos sus directivos de posición. 

La remodelación de la estructura de Telefónica no sólo ha cambiado las divisiones del grupo, también ha reubicado a las caras de la cúpula de la compañía. No han cambiado los nombres pero sí dónde se sientan y las responsabilidades que tendrán en la firma.

La nueva Telefónica ha finiquitado a la división España de la operadora (el farolillo rojo habitual en sus cuentas de resultados) y ha reorganizado sus divisiones. Ahora Telefónica contará con dos divisiones geográficas (Latam y Europa), una digital (Telefónica Digital) y una más cajón de sastre que tendrá que optimizar costes y mejorar la productividad (Recursos Globales).

Telefónica no ha realizado ningún fichaje estrella para estas nuevas divisiones y ha mantenido a sus antiguos directivos, aunque cambiando sus atribuciones.

Nuevo organigrama de Telefónica | Fuente Presentación a la CNMV/Telefónica

Telefónica Digital, una de las nuevas divisiones y la que parece más prometedora de cara al futuro, estará dirigida por Matthew Key. Key era el hasta ahora máximo responsable de Telefónica Europa, con una trayectoria en la compañía que comienza a principios de la pasada década, cuando fichó por O2 UK. Antes había trabajado en Vodafone y en empresas del sector del gran consumo.

Como máximo responsable de la compañía en Europa (fue nombrado director general de la región en 2007) se ha apuntado bastantes éxitos, ha afrontado algún fiasco (la República Checa no es el mejor mercado de Telefónica en Europa) y ha apostado por precios muy competitivos y políticas de mercado más agresivas para hacerse con una posición más solvente. Claro que O2 no es, ni era, Movistar.

Bajo el control de Key quedarán ahora las nuevas iniciativas de Telefónica en el terreno digital, uno de los que la firma quiere potenciar de cara al futuro, y las compañías que la operadora compró para hacerse porfolio en este terreno, como Tuenti, Jajah o la ya más antigua adquisición Terra.

El hasta ahora responsable de Telefónica España era Guillermo Ansaldo. Ansaldo ha tenido que enfrentarse a una situación de mercado bastante problemática y ha visto como su división se enfrentaba a los números más negativos de las cuentas de la compañía. Además, tiene en su maleta el ser el directivo de la división de la compañía que ha afrontado un duro y polémico ERE. Ansaldo será ahora el máximo responsable de Recursos Globales, una división con un espíritu más amplio y un poco más cajón de sastre.

Ansaldo tendrá que buscar sinergias en la gestión global de la firma, dotar a “las unidades de negocio de plataformas que les permitan explotar sus negocios con ventajas competitivas” y hacer que el negocio internacional crezca más rápido. En cierto modo, será como el carbonero que echaba carbón en las locomotoras a vapor.

Europa quedará en manos de José María Álvarez-Pallete, quien antes era máximo responsable del mercado latinoamericano. Álvarez-Pallete protagonizó uno de los momentos más tensos en la relación entre Telefónica y la opinión pública de los últimos meses, al ser descubierto jugando a un videojuego en su tablet mientras se anunciaban los miles de despidos del expediente de regulación de empleo. En su balanza a favor, ha desempeñado diversos cargos de responsabilidad en Telefónica y cuenta con una experiencia bastante variada. Latam ha sido, además, en los últimos años una de las grandes esperanzas de Telefónica, que ha visto como crecían sus márgenes en la región y como se asentaba su posición en la región. Telefónica ha realizado en el continente los movimientos más llamativos de los últimos años, como la compra de la parte portuguesa de Vivo.

Latinoamérica pasará a depender ahora de Santiago Fernández Valbuena,  quien entró en Telefónica como responsable del fondo de pensiones de la compañía, Fonditel,en 1997 y ha ido desempeñando diferentes cargos de responsabilidad en la firma. Valbuena no estará en una posición sencilla. Latam es un mercado al que cada vez más actores miran con buenos ojos y en el que Carlos Slim está jugando muy fuerte, tanto que puede hacer mucho daño a la operadora de telecomunicaciones encabezada por Alierta.

Sorry, there are no polls available at the moment.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor