Red Hat se asocia con AWS en el lanzamiento de OpenShift Container Platform 3.7

Cloud

Esta última versión de la plataforma de aplicaciones de contenedores Kubernetes para empresas de Red Hat está diseñada para construir y administrar contenedores desde el centro de datos a la nube pública.

Kubernetes se ha convertido en el programa de orquestación de contenedores en la nube. Red Hat saltó al carro de Kubernetes a principios de 2015 y ahora acaba de presentar Red Hat OpenShift Container Platform 3.7.

Esta última versión de la plataforma de aplicaciones de contenedores Kubernetes para empresas de Red Hat está diseñada para construir y administrar contenedores desde el centro de datos a la nube pública, ya que Red Hat ha anunciado que ahora hace accesibles los populares servicios de Amazon Web Services (AWS) directamente desde OpenShift Container Platform.

Esta integración facilita a los usuarios de AWS configurar e implementar estos servicios desde OpenShift y proporciona una única ruta de soporte de nivel empresarial.

Los servicios de AWS accesibles a través de OpenShift Container Platform 3.7 son: servicio SQS, servicios de base de datos relacionales de Amazon (RDS), Amazon Athena, AWS Ruta 53, servicios de almacenamiento simple de Amazon (S3), servicio de notificación simple de Amazon (SNS), Amazon ElastiCache, servicio de correo electrónico simple de Amazon Redshift (SES), Amazon DynamoDB y Amazon Elastic MapReduce (EMR).

Recientemente Steve Pousty, defensor del desarrollador líder de Red Hat para OpenShift en la Cumbre de Código Abierto de Linux Foundation, ha afirmado que “para Red Hat, Kubernetes es el kernel Linux de la nube. Es la infraestructura sobre la que todos van a construir”.

OpenShift Container Platform 3.7 incluye el Catálogo de Servicios OpenShift, que permite a las organizaciones de TI conectar cualquier aplicación que se ejecute en la plataforma OpenShift a una amplia variedad de servicios, independientemente de dónde se ejecute ese servicio.

Además, Red Hat no se da por vencido en la nube privada. La compañía ve un futuro híbrido en la nube y planea ayudar a crear esta visión vinculando los servicios a través de la nube pública y los recursos locales a las aplicaciones basadas en OpenShift. Esto proporcionará una base consistente y basada en estándares abiertos para aplicaciones empresariales nativas de la nube.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor