SanDisk pierde más de 1.000 millones de dólares en el Q4

Empresas

La compañía presenta unas pérdidas netas GAAP de 1.860 millones de dólares, 8,25 por título.

SanDisk presentó pérdidas en el Q3 y no ha conseguido remontar en el Q4, dejando un cierre de año complicado. La especialista en almacenamiento ha reconocido que sus ingresos cayeron un 31% en el último trimestre de 2008 frente al mismo período de 2007 y un 5% frente al período inmediatamente anterior.
La compañía acusa así los efectos de la crisis y de la bajadas de las ventas, no consiguiendo más de 864 millones de dólares (672 millones de euros) en ingresos y batiendo cifras récord en pérdidas.
El saldo negativo es ya multimillonario: las pérdidas netas GAAP  alcanzan los 1.860 millones de dólares (1.448 millones de euros) o, lo que es lo mismo, 8,25 dólares (6,42 euros) por acción. “Estamos muy decepcionados con nuestra línea descendiente de resultados en el cuarto trimestre, que incluyeron importantes activos e inventario de las cargas correspondientes”, reconoce el presidente y CEO de la firma, Eli Harari.
Harari reconoce que SanDisk está “centrada en gestionar el negocio a través de las dificultades del clima económico global y la visibilidad limitada en 2009”.
SanDisk prevé también una caída del consumo y una ralentización de los mercados en el próximo ejercicio, aunque no pierden el optimismo sobre sus propios resultados. Las reducciones de gastos anunciadas para 2009 creen que ayudarán a mejorar sus resultados. “Contribuirá a un mejor equilibrio entre la oferta y la demanda y un mejor entorno de precios en nuestros mercados en 2009 y más tarde en 2010,” apunta Harari.
Acuerdo Toshiba
La compañía podría beneficiarse para alcanzar estos objetivos de su recientemente firmado acuerdo con Toshiba, que reestructura la joint venture que mantienen ambas compañías en fabricación de memorias flash.
El 20% de capacidad de trabajo de la joint venture se translada a Toshiba, según apunta SanDisk, lo que le aportará capital y reducirá gastos. “Este acuerdo reducirá nuestro gasto de capitales, fortalecerá nuestra posición financiera y aumentará nuestra flexibilidad empresarial”, explicaba entonces Eli Harari.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor