Seagate se hace con los discos duros de Samsung, un movimiento obligatorio para el fabricante

Datos y Almacenamiento

La división de almacenamiento en disco de Samsung será absorbida por Seagate en una operación valorada en 1.375 millones de dólares. El mayor fabricante de discos duros no podía dejar pasar esta oportunidad.

Seagate y Samsung han anunciado un acuerdo a través del cual el mayor fabricante de discos duros a nivel mundial adquirirá la división homónima de la coreana Samsung.

Esta semana ya nos hicimos eco de las pretensiones de Samsung a la hora de deshacerse de una unidad de negocio que no le estaba reportando beneficios, centrándose así en otros segmentos más suculentos. También adelantamos que Seagate era la firma mejor posicionada para llevar a cabo esta adquisición, y así ha ocurrido.

La demanda de discos duros crece pero el número de fabricantes se reduce tras las adquisiciones
La demanda de discos duros crece pero el número de fabricantes se reduce tras las adquisiciones

Lo cierto es que para Seagate este es un movimiento fundamentalmente estratégico, más aún después de que Western Digital se hiciera con el negocio de almacenamiento de Hitachi GST por 4.300 millones de dólares durante el mes de marzo, lo que le situaba prácticamente al mismo nivel que Seagate en cuanto a volumen de ventas.

Con la absorción de esta división de Samsung por parte de Seagate ya sólo quedan tres grandes fabricantes en este competitivo mercado: Toshiba, Western digital y el propio Seagate. El porqué no es otro que la necesidad de mantener una economía de escala lo más amplia posible para conseguir márgenes que permitan seguir desarrollando este negocio.

El almacenamiento en disco es un segmento que crece a pasos agigantados, ya que las empresas cada vez trabajan con mayores volúmenes de información y demandan este tipo de dispositivos. Sin embargo, el precio por “mega” es cada vez menor, por lo que los fabricantes sólo pueden hacer frente al mercado consiguiendo fabricar de forma masiva este tipo de unidades.

Probablemente a Seagate no le hacía falta realizar este movimiento, pero mantenerse como líder del mercado es una prioridad para cualquier empresa y esta no es una excepción.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor