Sony abandonará el negocio de almacenamiento óptico

Datos y AlmacenamientoEmpresasMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectos

Su filial Sony Optiarc cerrará puertas en marzo y la mayoría de los 400 empleados afectados por la decisión se acogerá a un programa de jubiliaciones anticipadas.

La noticia ha caído como una bomba. Sony Corporation abandonará su negocio de discos de almacenamiento óptico como parte de una reestructuración mayor que pretende poner fin a la tragadera de dinero en la que se han convertido algunas de sus divisiones debido a la contracción del mercado de PC y la intensificación de la guerra de precios con sus rivales.

Esto significa, según informa The Asahi Shimbun, que la filial Sony Optiarc encargada de producir unidades CD y DVD para su incorporación en ordenadores personales, parará máquinas el próximo mes de marzo.

La intención es que la mayoría de los 400 empleados afectados por esta decisión, que se reparten entre las fábricas locales y aquellas otras ubicadas en el extranjero, se acoja a un programa de jubilación anticipada.

Este negocio fue fundado en 2006 de manera conjunta con NEC Corporation, pero ya en 2008 había pasado a manos de Sony por completo.

Sony registró una pérdida neta de 457.000 millones de yen (unos 5.800 millones de dólares) durante el año fiscal 2011, y ha pasado los últimos meses intentando reconstruir su enfoque para centrarse únicamente en las operaciones que considera fundamentales: juegos y sensores de imagen. De hecho, ya ha vendido su rama de químicos y ha comenzado a reducir volumen de actividad en su fábrica de teléfonos móviles en Suecia.

Se espera que durante los próximos 8 meses se reduzca la plantilla global de la compañía nipona en unas 10.000 personas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor