Sony Ericsson cerró 2011 con pérdidas, y ya se prepara para una nueva era

Movilidad
0 0 No hay comentarios

El fabricante de smartphones Sony Ericsson reportó unas pérdidas de 207 millones de euros durante su último trimestre fiscal de 2011 alegando la “intensa competencia”, la “erosión de precios” y las inundaciones de Tailandia como motivos principales.

Las ventas en el trimestre ascendieron a 1.300 millones de euros, un 16% menos que el mismo período del año pasado. Estos resultados han sorprendido a los analistas, que esperaban un crecimiento en los beneficios (por muy débil que fuera).

Los beneficios resultantes de la joint venture (ya extinta) entre Sony y Ericsson han ido menguando en la medida que otros actores se hacían con la mayor parte del mercado. Puede que en previsión de los resultados hoy presentados, Sony decidiera hacerse con el 50% de la parte de Ericsson en la joint venture y jugar así, de forma individual, en el segmento móvil.

Lo cierto es que la compañía nipona confía en sí misma. Sabe que la diversificación de su negocio puede ser un gran filón en la batalla que le enfrenta a Google y Apple (sobre todo). Ya presentó en el CES su smartphone propio al 100% que daba pistas sobre lo que va a hacer en un futuro próximo (su estrategia pasa por producir menos dispositivos, pero de más calidad).

La posibilidad de integrar juegos de la PlayStation, su propia plataforma de música o la tecnología que utiliza en sus cámaras harán de la compañía nipona un actor muy competente en el mercado. Y esto se dejará notar en los resultados financieros que presentará en adelante.

vINQulos

TechCrunch

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor