Stephen Hawking inaugura “el reloj más extraño del mundo”

Empresas

El físico británico inauguró en la Universidad de Cambridge “Corpus Clock”, un reloj sin números y sin manecillas, con 60 hendiduras que se iluminan para mostrar la hora que sólo se indica con exactitud cada cinco minutos.

Sobre la esfera de casi 1,2 metros de diámetro se desplaza un saltamontes gigante bautizado como “devorador del tiempo”, que se pasea por ella a ritmo de segundo por salto generando un destello en la esfera para mostrar la hora. El invento es una creación “friki” (está chapado en oro y cuesta casi dos millones de dólares) de un especialista en medición del tiempo, John Taylor, con intención de fomentar el interés en este ámbito científico.

El peculiar diseño del reloj es un homenaje al fabricante John Harrison, quien resolvió el problema de la longitud en el siglo XVIII e inventó el “escape saltamontes” el dispositivo interno que libera el engranaje de un reloj cada vez que oscila su péndulo.

En su fabricación han trabajado durante cinco años, un equipo de ocho ingenieros y artesanos. Taylor, a sus 72 años, aprovechó la inauguración y donación del reloj a su antigua escuela, para recordar que “el tiempo es un destructor: cada minuto desaparece algo que uno no puede recuperar jamás”.

vINQulos
BBC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor