Steve Ballmer abandona la junta de Microsoft

Fabricantes de SoftwareProyectos

Atrás ha quedado la etapa en la que Ballmer era el CEO de Microsoft desde que anunció el pasado verano que abandonaría su su puesto antes de un año, sustituyéndole Satya Nadella. Desde entonces Ballmer había ocupado un puesto en la junta de Microsoft que ahora también ha abandonado, probablemente para poder dedicar más tiempo a una de sus nuevas ocupaciones: ser dueño del equipo de baloncesto Los Angeles Clippers.

El propio Ballmer ha expresado su deseo de ocuparse a partir de ahora de una combinación de actividades entre sus diversas contribuciones cívicas, la enseñanza a través de conferencias y seminarios que imparte y, esencialmente, dedicarse a lo que sea que se dediquen los dueños de los equipos de la NBA puesto que no hace mucho que “se ha comprado” el mencionado equipo angelino por 2.000 millones de dólares.

Esos serían los motivos que han llevado a Steve Ballmer a renunciar al puesto que ocupaba hasta ahora en la junta directiva de Microsoft. Han sido 33 años de relaciones profesionales con la empresa fundada por Bill Gates, a quien sucedió como consejero delegado entre el año 2000 y el presente año, cuando Satya Nadella le reemplazó. A pesar de que no pudo competir con Apple o Google los beneficios llegaron a triplicarse durante su mandato.

El pasado verano anunció que abandonaría su puesto antes de un año, lo que despertó toda serie de especulaciones e incluso unos cuantos mess de cierta zozobra, con tres nombres entre los más destacados para sucederle, desde Alan Mullaly (por entonces CEO de Ford) a Stephen Elop (exdirectivo de la propia Microsoft, encargado de dirigir Nokia hasta que pasó precisamente a manos de la compañía de Redmond) pasando por el propio Bill Gates, de quien se rumoreó que podría volver a colocarse al frente de la empresa que fundó. Finalmente fue Satya Nadella quien ocupó el puesto.

Desde hace unos meses también ha pasado Ballmer a ocupar un puesto destacado en Microsoft: su máximo accionista individual. Como parte de la retribución recibida, y mientras Gates vende paulatinamente parte de sus títulos en la empresa, Ballmer ha visto como aumentaba su cartera hasta disponer nada menos que de un 4 % de las acciones de Microsoft por un valor de 15.000 millones de dólares.

vINQulo

Financial Post

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor