Superordenadores: Las grandes compañías hacen juego

AlmacenamientoColaboraciónDatos y AlmacenamientoSoftware

Vídeo: Lusitania es el último en universe a la lista de supercomputadoras en la que todos los fabricantes quieren estar presentes.

Poner un superordenador en su vida es uno de los intereses de las grandes compañías fabricantes: una supercomputadora ayuda a demostrar el poderío de los propios equipos, al tiempo que permite conseguir resultados en investigación que los ordenadores de la línea fabricación habitual no dejarían nunca alcanzar.
De hecho, durante su presentación a los medios, el nuevo máximo responsable de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel, Juan Antonio Zufiria, apuntaba que continuarían trabajando en estos gigantes, porque ofrecían unas oportunidades de cálculo inmensas e incalculables. La compañía, a nivel global, está trabajando ya en el superordenador más rápido del mundo.
En  España, HP acaba de presentar a los medios de comunicación el Lusitania, ubicado en un antiguo convento de la localidad extremeña de Trujillo, como publica eWEEK, antes de pasar a su ubicación final. Con una memoria de 2 TBbytes, permitirá manejar grandes volúmenes de información.
“Actualmente nos encontramos en fase de test y benchmarking para conocer con exactitud la potencia de proceso de este CPD”, explica el responsable técnico del Supercomputador Lusitania, César Gómez Martín. “Sin embargo, no esperamos unos datos que lleven al Lusitania a entrar entre los mejores superordenadores a nivel mundial”, concede.
La creación de superordenadores no es cosa sólo de IBM o de HP: diez gigantes se han unido para construir el mayor ordenador del mundo, mientras AMD ya ha anunciado que trabaja en una nueva supercomputadora.
En la carrera por el ordenador más potente del mundo, todos los grandes toman posiciones.
Más información en el siguiente vídeo:

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor