Tatuajes que vibran con las llamadas entrantes

InnovaciónInvestigación y DesarrolloMovilidadProveedor de ServiciosProyectos
0 0 No hay comentarios

Nokia ha solicitado una patente para desarrollar marcas ferromagnéticas personalizadas y sincronizadas con los dispositivos móviles de sus usuarios.

De vez en cuando salen a la luz patentes que llaman la atención tanto por haber sido registradas por famosas compañías del mundo de la tecnología como por las pretensiones del invento en sí. Éste es uno de esos casos: Nokia quiere desarrollar tatuajes magnéticos capaces de alertar a sus dueños cada vez que reciben un mensaje o una llamada.

Para ello ha presentado una solicitud formal ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, donde describe su idea como un material “ferromagnético” estampado o pulverizado sobre la piel de un usuario, y sincronizado con un dispositivo móvil. Esto es, se sugiere que una serie de vibraciones funcionen como alertas táctiles, de igual modo que lo haría un smartphone guardado en el bolsillo del pantalón.

El inventor principal de esta innovación es el científico Zoran Radivojevic, y la ubicación de la marca no se limitaría a una zona concreta del cuerpo. De hecho ésta podría reproducirse en el brazo, la zona abdominal, un dedo o incluso en las uñas.

Las aplicaciones prácticas también se multiplican. Varios ejemplos “podrían ser la indicación de batería baja, un mensaje o una llamada recibida, una alerta de calendario, un cambio de perfil, el cambio de huso horario, o cualquier otro” tipo de aviso. Mientras que “el campo magnético puede causar una vibración corta, múltiples pulsaciones cortas, unas cuantas pulsaciones largas… fuertes o débiles, y así sucesivamente”.

Nokia tampoco cierra las puertas a que el tatuaje se convierta en una garantía para controlar la identidad de cada persona y velar por su seguridad. Al parecer, al elegir su forma el usuario podría crear una “impedancia magnética específica” o, en otras palabras, su propia huella digital. En este caso, se bloquería el acceso a todo tipo de dispositivos electrónicos a no ser que éstos verifiquen que su propietario está cerca.

Para quellos preocupados por la apariencia estética, la compañía tranquiliza: nadie ha dicho que la marca tenga que ser visible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor