Las tecnologías más sobrevaloradas de 2009

Empresas

Cloud computing y ebooks han creado unas elevadas expectativas, según Gartner; ¿seguirán tiempos de desilusión?

¿Quién no ha oido hablar a lo largo del año de las maravillas del cloud computing o sobre cómo los ebooks van a acabar con la literatura? ¿Tonto el que no levante la mano? La razón de esta avalancha de noticias podría estar, básicamente, en que ambas son las dos innovaciones TIC más sobrevaloradas del año.
“Las tecnologías en la Cima de las Expectativas Infladas (Peak of Inflated Expectations durante 2009 son el cloud computing, los ebooks (como los de Amazon o Sony) y la televisión en Internet (por ejemplo, Hulu)”, explica la vicepresidenta de Gartner y autora de Mastering the Hype Cycle, Jackie Fenn, al tiempo que añade “mientras el software social y los sites de microblogging (como Twitter) han abandonado la cumbre y pronto experimentarán la desilusión de los usuarios corporativos”.
Ángeles celestiales y ángeles caídos en el mundo de las tendencias de mercado: el último Hype Cycle de Gartner pone a cada uno en su lugar. Los Hype Cycle de la consultora analizan el interés y la situación de cada una de las novísimas nuevas tecnologías, para determinar su repercusión real del producto.
Y este año 2009 los reyes del mambo son, Gartner lo tiene claro, la computación en nube y los lectores digitales. Sobre la primera, la consultora apunta que es el cada vez mayor interés y la multiplicidad de ofertas la que ha creado la moda cloud. Sobre la segunda, prefiere alertar… Quizás el siguiente paso no sea el éxito empresarial sino la desilusión.
¿Es el ebook un bluf veraniego? Gartner no lo dice como tal, pero prefiere ser prudente. El precio, los problemas tecnológicos y las limitaciones de derechos de autor pueden llevar a los ebooks a la fase de la desilusión.


Sobre los caídos desde la cima de la excitación de valoración exagerada, el software social se lleva la palma. Ya se ha descubierto que no es la panacea y que sacar réditos requiere esfuerzo. Sobre el microblogging, la consultora concluye: ya se ha integrado con los demás canales de comunicación. Y ya se sabe, una vez que los zapatos nuevos dejan de hacer daño… menos nuevos parecen. 
Estos dos productos se encuentran ya, por tanto, en la fase de desilusión, cuando la mala prensa emerge y los fracasos afluyen (que Twitter haya tenido un ataque de negación de servicio no sería un problema propio, pero que no consiga hacer un centavo sí lo es), al tiempo que se quedan con únicamente un 5% de los potenciales usuarios que lo usan plenamente (y Twitter vuelve a ser el mejor ejemplo…).
Aunque no todo iban a ser fracasos: “Mirando el beneficio real, más que las expectativas exageradas, vemos un número de tecnologías potencialmente transformadoras que pueden sacudir el terreno de juego en menos de cinco años”, asegura Fenn, “incluyendo la web 2.0, el cloud computing, la televisión en internet, los mundos virtuales y la arquitectura orientada a servicios (la SOA)”. Uno de los inflados del momento permanecerá en el top de buenos productos, por tanto, un tiempo.
Entre los que menos suenan, pero que están también ahí, se encuentran algunos de los productos que Fenn destaca al largo plazo (“sobre un horizonte de cinco años”). Para el futuro, y según la analista de Gartner, mejor apostar al RFID (las etiquetas que convertirán a los productos en inteligentes y sobre las que Europa ya postula leyes), la impresión 3D, las arquitecturas por contexto, los robots móviles y la human augmentation (la tecnología usada para mejorar el cuerpo humano, que ya era un previsible top en 2007, como se puede leer tirando de hemeroteca).
Mejor marcar posiciones y subirse a la ola…

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor