Telefónica seguirá digitalizando los fondos de la Biblioteca Nacional por 4 años

Empresas

Sin el patrocinio de Telefónica el proceso de digitalización del fondo de la Biblioteca no podría haberse llevado a cabo.

La Biblioteca Nacional de España (BNE) y Telefónica han escenificado la firma de un nuevo acuerdo de colaboración por 4 años.

Telefónica ya es un socio importante para la Biblioteca Nacional. Desde 2008 ha sido la teleco quien ha liderado la digitalización de diferentes materiales que almacena el ente, desde libros a partituras, pasando por grabados y registros sonoros. La inversión en estos últimos años ha ascendido a 10 millones de euros.

En el acto, que ha tenido lugar en el emblemático edificio de la Biblioteca, Ana Santos, directora de la institución, ha dicho que sin la ayuda de Telefónica no hubiera podido digitalizarse el “valioso patrimonio” que alberga. Y es que la partida presupuestaria que destina el Ministerio de Cultura sirve sólo para cubrir los gastos de las dos sedes capitalinas.

En estos 6 años de colaboración, un equipo de 7 personas llegadas de Telefónica ha liderado el proceso de digitalización de más de 150.000 obras de diferentes tipos o 25 millones de páginas. A pesar de que técnicos de la operadora han capitaneado el proyecto, fuentes de la Biblioteca han asegurado que ha habido una total implicación de todo el personal de la biblioteca. Desde técnicos informáticos a auxiliares.

El acto de hoy ha sido la escenificación simbólica de la extensión del acuerdo por 4 años más. En este tiempo se seguirán virtualizando fondos de la biblioteca y se pondrá el acento en autores que en los próximos años pasan a dominio público. Es el caso de las obras de Federico García Lorca y de Ramiro de Maeztu que en 2017 quedan libres de derechos de autor, como especifica la ley. También se trabajará en obras de las que la BNE tiene el único ejemplar que se conserva y cuya preservación es clave. “El soporte es importante, pero el contenido lo es aún más, porque es lo que va a prevalecer”, ha declarado.

Los fondos digitalizados en la primera fase han sido de obras maestras, como la colección de Teatro del Siglo de Oro, ha explicado Santos. Una vez transformados, los materiales son accesibles y gratuitos a través del portal oficial de la entidad. Además, en algunos casos la evolución a un formato digital ha permitido descubrir obras inéditas. Este mismo año un investigador descubrió una comedia inédita de Lope de Vega. “Esto ha podido ser porque estaba digitalizado. No hubiera sido posible de otra manera”, ha dicho la directora.

El acceso a los fondos además se ha multiplicado. En 2013 se consultaron 144.731 documentos físicos. A través de la Biblioteca digital se descargaron más de 4,43 millones de documentos. Acceden usuarios de más de 163 países, el 21% desde América, aunque ha habido un auge de los accesos desde China, destaca el comunicado oficial lanzado con motivo del acuerdo.

La directora, ha querido destacar la importancia de los patrocinios privados. En este caso sin los recursos de Telefónica el proceso de digitalización del valioso patrimonio no hubiera sido posible y algunos materiales (como los delicadísimos registros sonoros) podrían haberse perdido.

Apuestas como esta son “una apuesta inteligente de futuro”, ha dicho Santos. Destinar recursos a fines culturales es siempre un acierto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor