Tesla D, cuando el Model S aprendió a conducir por sí mismo

Innovación

Finalmente la D a la que hacía referencia el anuncio de Tesla no se refería tanto a un vehículo completamente nuevo pero sí ha sido revolucionario. Sobre la base del ya conocido Model S se ha añadido tracción a las cuatro ruedas y además se ha implementado un sistema de autoconducción capas incluso de encargarse de que el automóvil cambie de carril si es necesario.

Se llamará comercialmente Tesla Model D para diferenciarlo del Tesla Model S. Este último continuará comercializándose en versión de dos ruedas motrices (las traseras) mientras que el recién llegado se convierte en la primera berlina 100 % eléctrica con tracción a las cuatro ruedas. En la empresa fundada por el singular Elon Musk han tenido en cuenta los rigores climatológicos de las zonas del norte en Estados Unidos de América y Europa, con frecuentes nevadas y hielo en el asfalto, para ofrecer esta prestación que redunda en la seguridad de los conductores de dichas zonas. La tracción a las cuatro ruedas permite, además, unas espectaculares prestaciones deportivas.

El Tesla Model D es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,2 segundos, una aceleración equiparable a la de superdeportivos de marcas como Ferrari, Porsche o Mercedes, además de ser capaz de alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, mejorando los 210 que es capaz de alcanzar el modelo con tracción únicamente al eje trasero. Los motores duales (de ahí la letra D de su denominación) van instalados en cada eje de manera que proporcionen tracción a los dos pares de ruedas.

Pero sin duda la mejora más llamativa que ha llegado con el Model D tiene que ver con su sistema de autoguiado. No se trata de un “piloto automático” más, como los que ya incluyen muchos vehículos tales como un programador de velocidad capaz de mantener la que fije el conductor sino que va más allá. Para empezar este sistema es capaz de leer las señales de tráfico e interpretar la velocidad máxima permitida en ese tramo, adaptándose a la misma de manera automática. tesla 1

Pero además ajusta no solo su velocidad sino incluso su posición dentro de la vía, cambiando de carril automáticamente si fuese necesario, merced a una serie de sensores con los que monitoriza en todo momento cuanto rodea al vehículo. El cambio de carril sin intervención del conductor puede efectuarse incluso en presencia de señalización vertical que así lo indique, así como la frenada en caso de necesidad. Para ello se emplea una conjunción de radar, sonar y cámaras de reconocimiento de imagen.

tesla 2

Con todo, Musk advirtió que esto no supone que el conductor pueda despreocuparse por completo de la conducción y quedarse durmiendo al volante.

tesla 3

Durante la presentación, en la que era difícil no establecer el paralelismo entre Elon Musk y Tony Stark cuando el fundador de Tesla Motors apareció junto a un brazo robótico que permitió contemplar desde todos los ángulos el chasis del Model D y el sistema de tracción dual a ambos ejes, se anunció que el vehículo comenzará a venderse en el mes de diciembre de este año con un precio de $120.000 aunque la opción de tracción dual se ofrecerá como opción en la gama Model S (cuyo precio arranca en los $71.000) por $4.000.

Hasta septiembre del presente año, Tesla ha vendido 13.850 unidades de sus automóviles, lo que supone un 3 % menos que en el mismo período del pasado año.

vINQulo

Tesla

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor