La tienda física se adapta a la revolución digital

AppseCommerceMarketingMovilidadRedes inalámbricasSmartphones
0 0 No hay comentarios

Cajas de autopago, apps de cupones, comparadores, mapas de la tienda… Los compradores son muy receptivos al uso de tecnología en el punto de venta.

Aunque el comercio electrónico no deje de crecer año tras año, al consumidor le sigue gustando ir de tiendas y poder ver en directo y tocar aquello que va a comprar. De hecho, al 76% de los consumidores les atrae la idea de comprar en un establecimiento físico, según el estudio ‘Zebra 2015 Global Shopper Study’, elaborado por Zebra Technologies.

Sin embargo, algo ha cambiado. Por ejemplo, el showrooming es una realidad. El 52% de los usuarios admite que ve primero los artículos y luego los compra en internet. Y tres de cada diez compradores prefieren ir al comercio físico a recoger los productos adquiridos a través de ecommerce o mcommerce.

Además, el comprador se ha acostumbrado a tener una gran cantidad de información disponible, por lo que exige que la tienda esté adaptada a los nuevos tiempos. Así, un 64% de los consumidores estaría dispuesto a comprar más productos si recibiera una mejor atención y un 52% valora más a los retailers que utilizan la tecnología para que la compra sea más eficiente.

Por ejemplo, la mayor parte de los encuestados coincide en que la experiencia de compra mejora cuando el local dispone de tecnologías de autoservicio. Así, el 67% valora positivamente la presencia de elementos como comprobadores de precios. Y también son muy apreciados los dispositivos de autopago (58%) o los quioscos para buscar información, precio y disponibilidad de los artículos (56%).

Los usuarios también se muestran interesados en la disponibilidad de wi-fi en la tienda (44%) y en los servicios relacionados con la localización dentro de la tienda. En este sentido, el 51% de los consultados aprecia la recepción de cupones en su smartphones, mientras que un 45% valora el acceso a un mapa que le guíe por el comercio o le ofrezca el camino más eficiente para coger todos los artículos de su lista de la compra. Y un 41% aprecia la posibilidad de reclamar la ayuda de un dependiente y que éste le pueda localizar inmediatamente.

Por otro lado, las aplicaciones para smartphone cada vez tienen una importancia mayor. La mitad de los encuestados han descargado la aplicación de alguna tienda. La mayor parte de los compradores han usado apps de cupones de descuento (73%), fidelización (66%) y listas de la compra, menús o recetas (63%), comparadores de precios (63%) o aplicaciones que muestren la disponibilidad de producto (58%).

En cuanto al uso del smartphone durante la visita a la tienda, el estudio desvela que usuarios echan mano de sus dispositivos esencialmente para consultar información del establecimiento (50%), ver el sitio web de los productos (42%), comparar precios (37%), buscar ofertas o cupones (37%), usar cupones recibidos por SMS o email en su terminal (31%) o buscar evaluaciones y análisis de producto en la red (30%).

Además, hay que tener en cuenta que el 35% de los consultados opina que puede encontrar información por sí mismo con su smartphone más rápido que pidiendo ayuda a un dependiente. Y el 33% cree que está mejor conectado a la información de consumo que los trabajadores del comercio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor