Twitter, en la cuerda floja

Empresas

La red social sufre un ataque masivo bajo el nombre de “Rainbow”.

El nuevo ataque a la red social Twitter es el último eslabón de una cadena que no parece ser todo lo fuerte que debería. En un momento especialmente crítico para la firma, en la que se buscan a la desesperada nuevas fuentes de ingresos, este ataque al corazón de los tweets podría costar mucho a la empresa. En plena expansión de la práctica de patrocinios basada en “trending topics” patrocinados (Disney fue la primera en pagar para que su producto, Toy Story 3, estuviera entre los temas más comentados del día”), un gusano se ha propuesto aguarle la fiesta a la red social.
“Rainbow”, que así se llama la infección, aprovecha un fallo de código de la aplicación para replicarse a través de las cuentas de los usuarios. Al pasar el ratón por encima de pop-ups o malware, los usuarios son redirigidos a otras páginas sin haber hecho click (de ahí el nombre de la función de JavaScript que utiliza, OnMouseOver). La red social ha informado de que se han registrado unas mil infecciones cada diez segundos. Panda Security fue la primera en advertir esta mañana de la infección. Los “followers” de los usuarios afectados reciben la cadena, contribuyendo a una expansión masiva del virus. Los efectos son diversos: desde cuadros de diálogo con el mensaje “Hola”, hasta cuadros negros cubriendo tweets.
La compañía ya ha parcheado el error y parece estar corrigiendo las faltas sin incidencias. Falta saber cómo afectará este tropezón a potenciales inversiones en la marca.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor