Twitter no permitirá el “porno venganza”

Cloud

Tienen sus días contados los vídeos íntimos con contenido pornográfico que terminan en las redes sociales tras una ruptura traumática merced al desconsiderado proceder de una de las partes implicadas que decide vengarse difundiendo los momentos más pasionales que grabaron con la cámara. Son cada vez más quienes se suman a una especie de cruzada contra la difusión de este tipo de contenidos y uno de los últimos en comprometerse a evitarlo es la red social de microblogging.

En Estados Unidos de América ya son unos cuantas las instancias, desde legisladores a la Comisión Federal de Telecomunicaciones pasando por uno de los foros más activos y populares de Internet, Reddit. El resultado es que muchas plataformas, entre las que ahora se incluye Twitter, prohiben e impiden la publicación de fotografías íntimas sin contar con la autorización de quien las protagoniza.

La red social de microblogging ha añadido a su política de publicaciones diversas reglas que en esencia afirman que supone una violación de los términos de uso publicar información privada y confidencial de otra persona, lo que no se limita únicamente a fotografías pornográficas sino que también incluye datos de su tarjeta de crédito o documentos de identidad, direcciones y emplazamientos considerados como privados, números de teléfono y direcciones de correo electrónico privados…

Las infracciones serán analizadas individualmente y tendrá en cuenta la naturaleza privada de dicha información, lo que en el caso de las fotografías íntimas supone que si estas han aparecido publicadas en medios de comunicación se entiende que ya no son estrictamente de dominio privado y no se obligará a quien las publique a retirarlas la considerarse hecho noticioso.

La medida requiere que la persona que aparezca en las imágenes o cuyos datos se hayan divulgado sin autorización se dirija directamente a Twitter para solicitar la retirada de las mismas.

No obstante desde algunas instancias se advierte sobre la insuficiencia de estas medidas puesto que el involuntario protagonista de las fotografías puede no tener cuenta en Twitter o no ser conocedor de la difusión de las mismas, pudiendo denunciarlo el resto de usuarios que además así evitarían que a cada minuto que pase haya un mayor número de internautas que tengan acceso a ellas.

Desde Twitter se comunica que esta medida forma parte de un programa aún en desarrollo por lo que en el futuro podría modificarse el funcionamiento para garantizar aún más la intimidad y la privacidad.

vINQulo

TechDirt

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor